Diferentes condiciones experimentales y sus resultados

 

Los sujetos son todos hombres, excepto en la condición IX. Es también interesante destacar que pocos sujetos actuaron con toda tranquilidad, ya que la mayoría comentó que se sintió muy tensa y nerviosa durante el experimento. A pesar de esto, los sujetos obedecieron en las proporciones mencionadas.

 

n = número de participantes de cada condición experimental.

S0 = porcentaje de participantes que obedecieron hasta el final, es decir, que utilizaron dos veces el voltaje máximo (450V).

 

2Condición I: ausencia de retroalimentación.  Recordad este dato: si la víctima no se ve ni se escucha, y puede tener informaciones sobre su posible sufrimiento, la obediencia es de un 100%.

 

Condición II (condición base): retroalimentación de voz. n = 40, S0 = 62,5%. A partir de ésta, se elaboraron diecisiete variantes más, cambiando diferentes elementos de la situación (todo el resto menos la I y la III).

 

Condición III: víctima remota. Una variante de esta condición se basó en el hecho de que las quejas de la víctima sólo consistieron en unos golpes sordos en la pared hasta el silencio definitivo, en este caso un 65% de las personas llegó hasta el final.

 

Condición IV: proximidad. La víctima se sitúa en la misma habitación que el sujeto. n = 40, S0 = 40%.

 

Condición V: proximidad de tacto. Para poder recibir la descarga, el “aprendiz” tenía que poner la mano sobre una placa. A partir de la descarga de 150 voltios se negaba a hacerlo y era el maestro quien se la tenía que colocar a la fuerza, siguiendo las órdenes del experimentador. n = 40, S0 = 30%.

 

Condición VI: nueva condición base. Se trasladan los experimentos a un laboratorio menos bonito de la misma universidad. En las quejas del aprendiz hay tres referencias a una cierta preocupación por el estado de su corazón. n = 40, S0 = 65%.

 

Condición VII: cambio de personal. Se cambian el experimentador y el aprendiz, invirtiendo las características personales presentes en los experimentos anteriores. El experimentador es apacible y poco agresivo, y el aprendiz, de mandíbula prominente, tiene cara de pocos amigos. n = 40, S0 = 50%.

 

Condición VIII: ausencia de experimentador. El experimentador abandona la sala y da las órdenes por teléfono. n = 40, S0 = 20,5%.

 

Condición IX: los sujetos son mujeres. En esta condición todos los sujetos son mujeres. Se pensaba que, siguiendo los resultados de otros experimentos y estudios de psicología, éstas serían más obedientes, pero también menos agresivas. ¿Cómo actuarían estas fuerzas opuestas? El resultado fue el mismo que en el caso de los hombres, aunque las mujeres mostraron más tensión y nervios. n = 40, S0 = 65%.

 

Condición X: contrato de responsabilidad limitada. El sujeto y la víctima firman antes de comenzar el experimento una hoja en la que afirman participar voluntariamente en el experimento y eximir a la Universidad de Yale y a sus empleados de cualquier reclamación legal subsiguiente. El “aprendiz” se lo mira dos veces y en voz alta accede a firmar con la condición de que, por razones de salud (corazón), cuando se lo pida le dejará marcharse. El experimentador asiente y comienza el experimento. n = 40, S0 = 40%.

 

Condición XI: cambio de contexto institucional. La sede del experimento se traslada a unas oficinas fuera del contexto universitario y se dice que el experimento lo lleva a término una asociación privada con un nombre inventado, Research Associates of Brigdeport, que investiga para empresas. n = 40, S0 = 47,5%.

 

Condición XII: libertad para elegir la descarga eléctrica. Se deja elegir a la persona el voltaje de la descarga administrada. La media fue de 50 voltios, con muy poca desviación. Sólo una persona administró la descarga más elevada. n = 40.

 

Condición XIII: la víctima da las órdenes. En esta condición el aprendiz pide seguir con el experimento, a pesar de que el experimentador considera que no se debe seguir a partir de los 150 voltios, porque se queja mucho. El aprendiz exige que se le continúen administrando descargas porque un amigo suyo llegó hasta el final. n = 20, S0 = 0%.

 

Condición XIV: una persona cualquiera da las órdenes. En esta condición hay dos “maestros”: uno es un cómplice al cual se asigna la tarea ficticia de controlar el tiempo.

El experimentador se va y deja a los “maestros” solos con la orden de continuar. El cómplice sugiere que hay que administrar descargas cada vez más elevadas y comienza a dar las órdenes para continuar. n = 20, S0 = 20%.

 

Condición XV: el sujeto como experimentador. Todo es igual que en la condición anterior, pero cuando el sujeto no quería seguir, el cómplice se ofrecía para continuar en su lugar y administrar las descargas. n = 16, S0 = 68,75% de personas que no interfirieron en la continuación del experimento si las descargas las daba otra persona.

 

Condición XVI: dos autoridades enfrentadas. Hay dos experimentadores. Cuando se llega a los 150V empiezan a discutir: uno cree que hay que continuar y el otro que no. n = 20, S0 = 0%.

 

Condición XVII: dos autoridades enfrentadas (bis). Como en la situación anterior, hay dos experimentadores, pero no aparece el “aprendiz”. Deciden a suertes que uno de los experimentadores hará de aprendiz. A partir de aquí todo es igual que en la condición base, incluida la negación de que hay que continuar, pero en este caso de un experimentador. n = 20, S0 = 65%.

 

Condición XVIII: dos “maestros” se rebelan. La tarea de hacer de maestro se divide entre tres personas: una lee las parejas de palabras, la segunda le dice al aprendiz si la respuesta es correcta o no lo es y la tercera (en realidad el único sujeto experimental, los otros dos son cómplices) administra las descargas. A los 150 voltios, el maestro que lee se niega a continuar, deja de leer las palabras y se levanta. El experimentador le pide a los otros dos que continúen. A los 210 voltios, el segundo maestro se levanta y dice que no continúa. El experimentador le pide al sujeto que continúe solo. n = 40, S0 = 10%.

 

Condición XIX: el sujeto colaborador. Se pide al sujeto que colabore en el  experimento, por ejemplo, leyendo palabras, pero él no administra las descargas. n = 40, S0 = 92,5%.

 

Dibujo 

 

*Bibliografía: Ibáñez, Tomás (2003) (Coord.) Introducció a la psicologia social. Barcelona: Editorial UOC.