CREENCIAS IRRACIONALES

 

 

La Terapia Racional Emotiva (TRE) parte de la siguiente hipótesis: no son los acontecimientos (A) los que nos generan los estados emocionales (C), sino la manera de interpretarlos (B).

No es A quien genera C, sino B.

 

Por tanto, si somos capaces de cambiar nuestros esquemas mentales seremos capaces de generar nuevos estados emocionales menos dolorosos y más acordes con la realidad, por tanto, más racionales y realistas.

Los psicólogos de Psicólogo Barcelona proponemos el siguiente ejemplo:

blancoUna persona llega a un lugar donde hay varios desconocidos y estos lo miran fijamente (A).

Según el tipo de interpretaciones que haga sobre este hecho, es decir, según lo que piense (B),

reaccionará a nivel emocional y conductual (C) de una forma u otra.

Por ej.. si piensa que los demás lo están evaluando positivamente se sentirá mejor que si piensa que le evalúan negativamente. En función de lo que piense también actuará de diferente forma.

 

Ejemplo:

arribaImaginemos que tres personas iguales caminan por la calle, pisan una piel de plátano y se caen. Ninguna de ellas se hace ninguna lesión, aunque sienten un poco de dolor:

La primera no entiende porque ha tenido tan mala suerte i considera que siempre le pasan a ella este tipo de cosas. Se siente triste.

La segunda está muy enfadada y con ganas de venganza porque supone que la culpa es de alguien que ha tirado esa piel de plátano. Se siente colérica.

Mientras que la tercera considera que todos nos hemos caído alguna vez y que ha tenido suerte de no lesionarse. Se siente afortunada.

 

¿De qué depende que cada uno reaccione de una manera distinta ante un mismo hecho? De su interpretación con respecto a lo ocurrido.

De forma parecida a la del ejemplo, aunque de forma no tan evidente, las personas suelen tener interiorizadas ciertas creencias irracionales que de forma automática e involuntaria perturban a la persona y no le dejan vivir de manera satisfactoria.

 

Albert Ellis enumeró una serie de creencias irracionales y  las agrupó en 11 ideas irracionales básicas que se podrían resumir así:

 juzgar11) Ser amado y aprobado: es una necesidad extrema, para el ser humano adulto, el ser amado y aprobado por cada persona significativa de su entorno

2) Ser muy competente suficiente y capaz: para considerarme a mí mismo como una persona válida, debo ser muy competente, suficiente y capaz de lograr cualquier cosa que me proponga

3) Personas viles, malvadas e infames: las personas que no actúan como “deberían” son viles, malvadas e infames y deberían ser castigadas por su maldad

4) Catastrofismo: es terrible y catastrófico que las cosas no funcionen como a uno le gustaría

5) Me hacen sentir mal: la desgracia y el malestar humano están provocados por las circunstancias externas, y la gente no tiene capacidad para controlar sus emociones

6) Miedo: Si algo es o puede ser peligroso, debo sentirme terriblemente inquieto por ello y debo pensar constantemente en la posibilidad de que ocurra

autoexigencia

7) Evitación: es más fácil evitar las responsabilidades y dificultades de la vida que hacerles frente

8) Dependencia: debo depender de los demás y necesito a alguien más fuerte en quien confiar

9) El pasado nos condiciona: lo que me ocurrió en el pasado, seguiría afectándome siempre

10) Preocupaciones ajenas: debemos sentirnos muy preocupados por los problemas y perturbaciones de los demás

11) Seguridad: existe una solución perfecta para cada problema y si no la hallamos sería catastrófico

 

De entre estas, propone tres ideas irracionales básicas, las exigencias absolutistas o necesidades perturbadoras en forma de “deberías“; “es necesario que“, etc.. con respecto a:

la Referente a la meta de Aprobación/Afecto: “Tengo que conseguir el afecto o aprobación de las personas importantes para mi“.

 Referente a la meta de Éxito/Competencia o Habilidad personal: “Tengo que ser competente (o tener mucho éxito), no cometer errores y conseguir mis objetivos“.

 Referente a la meta de Bienestar: “Tengo que conseguir fácilmente lo que deseo (bienes materiales, emocionales o sociales) y no sufrir por ello“.

 

Cuando esas exigencias absolutistas o necesidades perturbadoras no se cumplen, surgen los pensamientos (cargados de emociones) derivados de esas exigencias absolutistas, que son:

gg Referente al valor aversivo de la situación: TREMENDISMO:Esto es horroroso, no puede ser tan malo como parece“.

 Referente a la capacidad para afrontar la situación desagradable: INSOPORTABILIDAD: “No puedo soportarlo, no puedo experimentar ningún malestar nunca“.

Referente a la valoración de si mismo y otros a partir del acontecimiento: CONDENA: Soy/Es/Son…un X negativo (p.e inútil, desgraciado…) porque hago/hacen algo indebido“.