TREMENDISMO-CATASTROFISMO

 

 

Creencia Irracional: 

Es tremendo y catastrófico el hecho  de que las cosas no vayan por el camino que a uno le gustaría que fuesen

 

Porqué es irracional:

No hay razón para pensar que las cosas deberían ser diferentes a lo que realmente son, otra cosa es que nos agrade o no.

El estar abatidos por las circunstancias no nos ayudará a mejorarlas, y sí es posible que de esta forma las empeoremos.

Cuando las cosas no nos salen está bien luchar por cambiarlas, pero cuando esto es imposible, lo más sano es aceptar las cosas como son.

Aunque nos veamos frustrados o privados de algo que deseamos, el sentirnos muy desdichados es sólo consecuencia de considerar erróneamente nuestro deseo como una necesidad fundamental.

 

Alternativas racionales:

Se debe discernir si las circunstancias son realmente negativas, o si estamos exagerando sus características frustrantes.

El sentido catastrófico se lo damos a veces con nuestras propias expresiones: “Es terrible”, “Dios mío”, “No puede soportarlo”. Hemos de aprender a cambiar estas expresiones por otras más racionales y realistas: “Son negativas pero no catastróficas”, “Estoy convencido de que puedo soportarlo”.

Hemos de intentar tomar las situaciones difíciles como un desafío del que hemos de aprender.