CONTEXTO SOCIAL Y POLÍTICO

 

Sin entrar en detalles, se podría resumir brevemente el contexto social y político pre-nazi de este modo:

mussoliniEl nazismo alcanzó importancia en los años 30, momento en que las duras condiciones de paz impuestas en el Tratado de Versalles (1919) se juntaron con la grave crisis mundial del Jueves Negro en 1929 (la Gran Depresión). En Alemania los devastadores efectos económicos se sumaba la obligación de pagar el tributo de la derrota en la Primera Guerra Mundial, y el descontento popular ante la injusta situación que hacía que las calles se llenaran de manifestaciones extremistas de toda índole, tanto de izquierda como de derecha.

 

Esta situación culmina con el fuerte descrédito de las democracias liberales, dado que las dictaduras que surgieron demostraron ser capaces de controlar y resolver las crisis más efectivamente que las democracias. Tanto la URSS, como la Italia de Mussolini (quien fue elogiado por “hacer que los trenes corrieran a tiempo”, es decir, por poner fin a las huelgas y caos económico que había dominado a ese país) y el Japón Imperial, países todos en los que se impusieron “gobiernos fuertes”, no solo resolvieron la crisis a mediados de los 30 sino que fueron percibidas como restaurando el “orden social” aun con anterioridad a esa solución a problemas económicos.

 

 *Bibliografía: Ibáñez, Tomás (2003) (Coord.) Introducció a la psicologia social. Barcelona: Editorial UOC.