LAS ALAS

 

 

Algunos autores han editado publicaciones donde hablan de las “alas” de los eneatipos. Estos autores consideran que cada eneatipo tiene una cierta tendencia a parecerse a alguno de sus eneatipos vecinos, según su localización en la figura del Eneagrama. Por ejemplo, el eneatipo 5 podría tender hacia el eneatipo 6 o hacia el eneatipo 4. Así, estos autores procuran explicar las diferencias entre las personas del mismo eneatipo por motivo de las alas, es decir un eneatipo 5 con ala 6 presentaría diferencias respecto de un eneatipo 5 con ala 4.

Por simple lógica esto no parece demasiado razonable: ¿qué sucedería si se hubiesen situado los eneatipos en otro orden o en otra posición?, ¿debemos entender que la figura determina las personalidades o deberían ser las personalidades quienes determinan la figura del Eneagrama?

Podría hacer muchas preguntas que ponen en duda esta teoría de las “alas”, pero prefiero poner atención al siguiente texto del libro Ensayos sobre psicología del los Eneatipos donde Claudio Naranjo escribe (copio literal del libro):

 

Las principales características de los tres subtipos correspondientes a cada una de las nueve pasiones en el eneagrama fueron ofrecidas de manera esquemática por Oscar Ichazo, pero yo no las presenté durante mis años de enseñanza en California, así que no pasaron a la comunidad del eneagrama que se originó en las iniciativas docentes de algunos de mis impacientes estudiantes, que al actuar así contravinieron su compromiso de no hacerlo. Luego Don Richard Riso, que no fue mi estudiante directo y que ni siquiera formaba parte del grupo jesuita que yo autorizara, encontró notas de ese grupo en la biblioteca del seminario en el que se hallaba en esa época, convirtiéndose en un profesor entusiasta que las añadió a la información que recibiera, gran parte de la cual consideré cuestionable.Lo más cuestionable de todo fue su intento de explicar los subtipos basándose en la similitud de cualquier eneatipo con los tipos colindantes (que yo había denominado “alas”); como en el país de los ciegos el tuerto es el rey, y como Riso se sintió motivado para gastar mucha saliva en convencer – creo que en su búsqueda de originalidad – consiguió crear una gran confusión en la comunidad del eneagrama, donde la búsqueda de la verdad había quedado gravemente oscurecida por la desinformación cimentada en lealtades a profesores autoproclamados.”

Según Claudio Naranjo las “alas” son un invento sin fundamento. Las diferencias básicas entre las personas de un mismo eneatipo están determinadas por los subtipos de este eneatipo. Además de los tres subtipos (conservación, social y sexual) también tiene influencia el segundo subtipo al que tiende. Por ejemplo un eneatipo 3 del subtipo conservación, podría tender a ser eneatipo 3 conservación-social o eneatipo 3 conservación-sexual. Aunque la influencia del segundo subtipo sería mucho menor que la del primero.