CELOS Y POSESIÓN

 

En Psicólogo Barcelona distinguimos entre dos formas de celos: celos racionales e irracionales.

Estamos o somos racionalmente celosos cuando:

celos1deseamos unas relaciones continuadas con nuestro amado/a.

– cuando estamos preocupados de que esta se rompa porque él o ella ama (o presta demasiada atención) a otra persona

Esto puede privarnos de su presencia, y supone probablemente la amenaza de una pérdida completa.

 

Cuando estamos racionalmente celosos nos sentimos frustrados y defraudados cuando nuestro amado/a presta “demasiada” atención a otros, pero no estamos gravemente trastornados.

 

Estamos o somos irracionalmente (o insensatamente) celosos cuando:

celos2 exigimos u ordenamos de manera absolutista que nuestro amado/a nos quiera y preste atención casi exclusivamente a nosotros

– y nos sentimos horrorizados ante la idea de que él o ella puede intimar emocionalmente con otra persona hasta llegar incluso a poder abandonarnos por ella.

 

Cuando estamos irracionalmente celosos:

– tendemos a sentirnos gravemente ansiosos, hostiles y deprimidos,

– a rumiar obsesivamente sobre el grave peligro de perder nuestro amado/a,

– a ser suspicaz contra sus actos,

– a exigir continuamente pruebas o palabras de afecto de él o ella,

– y a intentar estar con él o ella prácticamente todo el tiempo.

 

Creencias Irracionales:

En Psicólogo Barcelona observamos que las personas insensatamente celosas y posesivas tienden a mantener de manera dogmática varias creencias irracionales que crean sus celos, como por ejemplo:

1 – “¡Debo tener una garantía de que tú solo me quieres realmente a mí y vas a continuar haciéndolo para siempre!”.

2 – “Si tú no me quieres como yo te quiero a ti, debe de haber algo radicalmente malo en mí, y por lo tanto no merezco tu afecto“.

3 – “Como yo te amo intensamente y estoy entregado/a a ti todo el tiempo, tu siempre tienes que devolverme ese amor, de lo contrario me causaría un gran dolor que no lo hicieras, y sería una persona mala y abominable”.

4 – “A no ser que tenga la absoluta certeza de que tú me adoras y siempre lo harás, mi vida es demasiado coactiva y desagradable, y apenas merece la pena seguir adelante”.

 

Cuando las personas están irracionalmente celosas, hay que intentar ayudarlas especialmente a reconocer sus creencias irracionales y cambiarlas por creencias racionales. En nuestro centro de psicología de Barcelona hacemos esto aprendiendo a “discutir” las propias irracionalidades y acabar adaptando filosofías más realistas y menos dogmáticas acerca del amor y la vida“.

Ejemplos de creencias racionales (alternativas):

1 – “Me gustaría mucho que me quisieras a mí como yo te quiero a ti, pero no hay razón por la que debas hacerlo. Puedo seguir siendo feliz, aunque no tan feliz, si no lo haces”.

2 – “Puede que seas la mejor pareja amorosa que probablemente encuentre y por tanto valoro mucho tu amor y compañerismo, pero si por alguna razón te pierdo, podré con toda certeza amar a otro y lograr una relación amorosa satisfactoria con alguno/a de ellos”.

3 – “Aunque te quiera mucho y esté muy dispuesto a entregarme a ti, mi amor no te obliga a que tú me quieras a mí en correspondencia y que te restrinjas a mi. Tienes perfecto derecho a tener tus propios sentimientos y conductas respecto a mí y, puesto que no puede hacer que los cambies intentaré aceptarlos lo mejor que pueda y seguir amándote”

4 – “Si me engañas o contradices de alguna otra forma los sentimientos de amor que dices que sientes por mí y traicionases nuestra relación, consideraré tu conducta como poco amorosa e indigna de confianza pero no te despreciaré como persona por actuar de esta indeseable manera”.

celos-pareja-psicologia