E1  E2  E3  E4  E5  E6  E7  E8  E9

ENEATIPO 1- IRA Y PERFECCIONISMO

 

 

psicol Explicación del eneatipo 1 (ver vídeo explicativo):

ENEATIPO 1

“Ira y perfeccionismo”

 

 

psicol Explicación del eneatipo 1 (ver vídeo):

Vídeo explicativo eneatipo 1

PATRÓN NEURÓTICO:

PASIÓN: Ira

La “ira” es el trasfondo emocional de la estructura de esta personalidad. Se podría describir como un resentimiento provocado por un sentimiento de injusticia, que se genera cuando estas personas se esfuerzan por hacer las cosas “bien”, a pesar de creer que los demás no se esfuerzan para ello. La ira se hace presente en forma de irritación, reproche y odio, aunque mayoritariamente permanece inexpresada, ya que estas personas acostumbran a procurar ofrecer una imagen virtuosa.

FIJACIÓN: Perfeccionismo

El perfeccionismo del eneatipo 1 se podría definir como un interés por los principios morales, los ideales y las exigencias de un fuerte superego. También, en el plano interpersonal, es un instrumento de manipulación y dominio, ya que estas normas defendidas con tanto ímpetu son impuestas a los otros y sirven de tapadera para los deseos y exigencias personales.

AUTOIMAGEN: Yo reformo

Visión de sí mismo como una persona que mejora su entorno con su esfuerzo y sus valores éticos y morales. Se considera a si mismo como trabajador, eficiente y digno de confianza.

TEMOR: Miedo a ser incorrecto

El perfeccionista quiere y se esfuerza en hacer las cosas “correctas”.

DESEO: Sentirse perfecto

Hacer las cosas “bien” y ser personas “correctas” es lo que les hace sentirse dignos.

JUSTIFICACIÓN: Perfección

Se justifica apelando a lo que considera “lo correcto”

MECANISMO DE DEFENSA: Formación reactiva

Para la estricta ética moral del eneatipo 1 ciertos pensamientos y deseos son inaceptables. Por ello procura encubrirlos y negárselos a sí mismos mediante una formación reactiva correspondiente a las «fuerzas psíquicas opuestas» que surgen a fin de suprimir sensaciones incómodas.

 

CARACTERÍSTICAS NEURÓTICAS:

    • DISCIPLINA, trabajador, responsable, obsesivo y serio.
    • CRITICA, como forma de expresión de la ira, quer racionaliza, niega y/o justifica.
    • AUTOCRITICA, dificultad de aceptarse, desvalorización tapada con una imagen de bueno y virtuoso.
    • DOMINACIÓN, asertivo, autoritario, rígido, altivo, rol de superioridad. Pasión por tener razón.
    • MORALISTA, juez, reformador, austero, puritano. Subordina el placer ante el deber. Virtuoso compulsivo.
    • CONTROL es su expresión emocional; reprimido.
    • EXIGENCIA consigo mismo y con el otro. Tiende a sermoenar y enseñar. Rol de Salvador.

DESCRIPCIÓN BÁSICA:

El perfeccionista es ese tipo de personalidad que trata de mejorar las cosas, ya que considera que nada es lo suficientemente bueno y se puede mejorar. Son idealistas que se esfuerzan por poner orden en el caos. Tienen buen ojo para el detalle. Siempre están al tanto de los fallos de sí mismos y de los demás. Tienen la necesidad de mejorar en todo, echo que puede ser beneficioso en unos casos, pero que también puede llegar a ser contraproducente en otros.  

 

5

 

  Su incapacidad para alcanzar la perfección alimenta un sentimiento de culpabilidad por no estar a la altura y también alimenta a su ira contra las imperfecciones del mundo. Por lo general, la ira se expresa como impaciencia, frustración, molestia y criticidad de juicio. Aunque acostumbran a tener “buen corazón”, la ira que van acumulando puede llegar a estallar en algún ataque ocasional. Los eneatipo 1 poco sanos pueden ser difíciles de tratar, pero los eneatipo 1 sanos pueden ser amigos leales, responsables y capaces. Son personas que tienen fuertes principios y que siguen reglas. Esperan que los demás hagan lo mismo. Suelen ser personas prácticas, organizadas, trabajadoras, honestas y respetuosas. Su constancia y esfuerzo por mejorar les dificulta estar relajados. Anteponen el deber al placer.  

 

02_58

 

 Ellos tienden a ser emocionalmente reprimidos y les cuesta expresar sentimientos de ternura; por lo general, ven la emotividad como un signo de debilidad y falta de control. En ocasiones, por la característica del perfeccionismo, el eneatipo 1 se puede confundir con el eneatipo 5, pero estos últimos tienden a la preocupación y la ansiedad.  

MOTIVACIONES CLAVE:

Quieren estar en lo cierto. Se esfuerzan para mejorarlo todo, para ser coherentes con sus ideales y poder justificarse a sí mismos. Están más allá de las críticas para no ser juzgados por cualquier persona.

 

CUANDO ESTÁ MÁS SANO:

Es fiable y responsable. Le gusta conservar las tradiciones y que las cosas se hagan como siempre se han hecho. Se toma el trabajo con mucha seriedad y cumple los compromisos. Da seguridad y se le puede pedir ayuda.  

CUANDO ESTÁ MENOS SANO:

Cualidad perdida:

La capacidad de estar de buen humor, reírse y hacer cosas divertidas (eneatipo 7)

 

Fijación: el perfeccionismo

“Nada está suficientemente bien” “Seguro que esto es mejorable”

 

Pasión: la ira soterrada

Carácter amargado, los demás le decepcionan una y otra vez

subtipo 1 eneagrama

 

Cuando los metódicos eneatipo 1 tienden hacia el eneatipo 4, se convierten en malhumorados e irracionales.

FAMOSOS ENEATIPO 1

FAMOSOS ENEATIPO 1

PERSONAJES DE FICCIÓN ENEATIPO 1

PERSONAJES DE FICCIÓN ENEATIPO 1

RASGOS DEL ENEATIPO 1:

 

  • Si la perfección existe por qué no buscarla; es posible la perfección.
  • Las cosas son susceptibles de ser llevadas a la perfección. Creen que a la gente les falta voluntad
  • Tienen la vivencia de que si no son perfectos no se merecen el amor
  • Hay una racionalización (justificación) de la ira
  • Muy críticos, pulcros y rígidos
  • Suelen corregir a los demás y puede no parecer que lo hacen
  • Dificultad con el placer y la espontaneidad
  • Se sienten dueños de la razón
  • Rápidamente se hicieron mayores, no jugaron
  • Raramente pierden los papeles
  • Moralmente intachables
  • Es el carácter más lejano a la espontaneidad intuitiva
  • Controlan muy bien (qué y cómo) lo que se dice
  • Capacidad de encontrar siempre la falta
  • Se sienten buenos, superiores y eso es lo que les da derecho
  • Refunfuñan sutilmente, no se aprecia
  • Es correcto y corrector
  • Subliman la expresión agresiva a través de la crítica
  • Mucha represión de la ira
  • Pueden parecer aristócratas en la formas
  • Obsesivos con el orden, la limpieza y con cómo dejan las cosas
  • Les resulta muy difícil hacer “teatro” con su imagen porque va contra la norma
  • Son muy responsables e inflexibles
  • Controlan el impulso
  • Parecidos a la alta sociedad inglesa (lord inglés)
  • Reformadores, hacen las cosas por tu bien, “a ver si te enteras que hay que ser como él
  • Llegan a ser grandes inquisidores y luego se azotan
  • El placer no es su objetivo
  • Son muy serios y fríos
  • Son gente muy respetable, buenos ciudadanos
  • Personas enérgicas, fieles, leales y justas
  • Gente que desde dentro considera la vida muy seria
  • Gente sobria
  • Se enfadan muchísimo para que se vea que están mal
  • Cuando piensan que no les quieren sufren mucho porque han hecho méritos para que les quieran
  • Ponen una norma y la respetan al máximo (puritanismo)

IDEAS LOCAS:

 

  • Si soy perfecto soy digno de ser querido, tengo valor y puedo ser aceptado
  • Es necesario controlar las emociones y los instintos. No se debe actuar de forma descontrolada o espontánea.
  • Si yo no me responsabilizo y hago las cosas no las van a caer bien. No se puede delegar ni confiar en nadie.
  • Hay que buscar el bien y combatir el mal. El deber es más importante que el placer.
  • Nadie da nada por nada. Es mejor ser autosuficiente.
  • Es necesario el esfuerzo, sacrificio y disciplina para hacer las cosas bien.
  • Hay que hacer justicia, reformar el mundo. Hay que buscar la perfección.
  • Lo que yo pienso es la verdad. Yo tengo razón, los demás se equivocan.

IDEAS SANAS:

 

  • Las cosas son como son, es mejor aceptarlas que tratar de corregirlas o perfeccionarlas para que se adapten a nuestra creencia de cómo deben ser.
  • Las cosas son lo mejor que pueden ser. El concepto de “lo perfecto e imperfecto”, de “lo bueno y de lo malo” es. Un ideal basado en mis creencias que me aleja de la realidad.
  • Yo hago lo que puedo y los demás hacen lo que pueden.Yo tengo mis razones pero los demás tienen las suyas y pueden ser igualmente valiosas.
  • Todo tiene su sentido y su lugar, aunque haya cosas que no puedo entender.
  • Puedo despertarme del juicio y ser menos exigente, dejarme en paz y dejar en paz a los demás.
  • Puedo ser aceptado siendo espontáneo, sin tanto esfuerzo para hacerlo bien.
  • Es mejor aceptar lo que es y fluir con la corriente de la vida.

 

VIRTUD DEL ENEATIPO 1:

LA SERENIDAD

 

  • La serenidad es aceptación de si mismo y de los demás. Cultivar la fe en que las cosas pueden salir bien sin tanto control y esfuerzo. Dejar de corregir a los demás.
  • La evolución está en aprender a ver las cosas en su belleza. Poner el SÍ a la vida.
  • Soltar la crítica y exigencia sobre sí y los otros. Cultivar la benevolencia.
  • Empezar por la aceptación de la ira y los propios errores. Aceptación de mundo como es. Confiar en la naturaleza, tratar de ser ecuánime.

 

Eneatipo 1 conservación: es darse el derecho a ser, con sus errores. Aceptarse y aceptar. Parar de hacer y contactar con el niño interior, respetar los impulsos, no preocuparse tanto y confiar que la naturaleza es buena y sabia, que algo superior nos sostiene. Permitirse más el placer.

Eneatipo 1 social: es soltarse, aceptar el error, equivocarse, fluir con más libertad y espontaneidad. Retirarse y mirar hacia dentro, contactar con el cuerpo y aceptar las emociones y necesidades, compartir de igual a igual.

Eneatipo 1 sexual: es serenarse, canalizar sus emociones, ver más al otro y aceptarlo, contener el impulso de corregir. Parar la actividad, la vehemencia y conectar con el dolor y la vulnerabilidad. Cultivar la paciencia.

 

 

*Textos extraídos de: PACHECO, ANTONIO. Eneagrama y trabajo sobre sí. Ed. Hermes

SUBTIPO CONSERVACIÓN

 

psicol CONSERVACIÓN: De los tres subtipos del eneatipo 1, este es el más amable, benevolente, delicado y cálido. Es al que menos se le ve la ira (aunque está por dentro). Son muy moralistas y tienden a tener una actitud de sacrificio hacia los demás (de tipo niño bueno o sacerdote); invierten mucho esfuerzo para mejorar el medio en el que están y a los que le rodean.

Se les llama PREOCUPACIÓN porque se “preocupan” por todo e intentan modificarlo todo a mejor. Estas personas no sienten la seguridad de ser lo suficientemente “buenos”. Se podría decir que padecen un sentimiento de culpa por no ser lo suficientemente perfectos. Por querer eliminar este sentimiento de culpa, se esfuerzan constantemente en hacerlo todo “perfecto”. Consideran que para ser valorados/queridos deben conseguir hacerlo todo “correctamente”; sienten que ganarse mediante su actuación el ser “buenos/correctos/valorados/queridos”. No es un simple deseo de hacer las cosas bien, siente una necesidad; puede convertirse en algo obsesivo.

Su constante preocupación va acompañada de una anticipación negativa de lo que puede suceder. Además sienten que si cometen un error las consecuencias pueden ser catastróficas; no se permiten equivocarse. Si algo va mal, esto confirma que se deben esforzar más y que no son lo suficientemente “buenos” o “perfectos”. Por todo esto son personas muy preocupadas en hacer las cosas “bien” (por su preocupación incesante y su ansiedad, en ocasiones pueden confundirse con el eneatipo 6, pero ellos suelen pasar a la acción de una forma mucho más decidida). En su afán por lograr la “perfección” sufren y también pueden hacer sufrir a los demás.

Son muy trabajadores y emocionalmente controlados. Pueden ser adictos al trabajo. Hacen lo que dicen que van a hacer y cuando dicen. Son exageradamente previsores en todo y son buenos planificadores. Cuando ya tienen un plan elaborado y decido, raramente se les puede convencer para que lo cambien. Se responsabilizan de todo aquello en lo que intervienen aunque no sean los responsables directos de ello (sentirse responsables de que salga el sol por la mañana). Padecen un excesivo sentido de la responsabilidad.

Son meticulosos, detallistas y prácticos. Por su meticulosidad pueden magnificar una pequeña tarea en un gran problema. Pueden ser excesivamente quisquillosos y finos. Acostumbran a tener expectativas demasiado altas de sí mismo y de los demás

Son estrictos y polares respecto a lo que se debe hacer en función de si es “bueno/malo”. Padecen una gran tensión interior (ansiedad, preocupación, tensión física) entre hacer lo que quieren y lo que creen que debería hacer. Es posible que esta rigidez en el “bueno/malo” les haga prescindir o descartar de algunas personas. Pueden ser sobreprotectores con los suyos.

Todos los subtipos conservaciones están más enfocados a sí mismos que a los demás. Por ello el eneatipo 1 conservación pueden no tener grandes ideales sobre temas sociales como el de los refugiados del Tercer Mundo, pero si tienen firmes convicciones acerca de la dieta adecuada, el ejercicio o la mejor manera de mantener un presupuesto del hogar o la familia.

Tienen la creencia de que con la pulcritud y el orden mejorarán su bienestar. Muestran un gran interés sobre la temática de la salud y la prevención de esta, y acostumbran a seguir rígidamente una rutina diaria de salud (ejercicio, alimentación, sueño, etc.), limpieza, orden, higiene y estética. También suelen mostrar interés por la medicina alternativa y los conocimientos médicos de vanguardia. Por todo esto pueden llegar a ser hipocondríacos. Este carácter es el más propenso a padecer TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo).

Puede tener tendencia a buscar caminos espirituales y buscar la combinación entre la espiritualidad y “el camino correcto”,

Con el dinero, acostumbran a ser ahorradores y nada despilfarradores

· Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 1 subtipo conservación:

Este vídeo es un ejemplo del ideal de “perfección” del eneatipo 1 conservación. La película presenta un personaje “perfecto” con un comportamiento “perfecto”. A este personaje, por su estricta e intachable moralidad, se le asigna la misión de estudiar y dirigir la prostitución en el ejército. Divertida situación en que el protagonista se siente sometido a una gran presión moral, intentándose negar sus propios instintos y procurando actuar según su ética y moralidad.

Vídeo del comportamiento de un eneatipo 1 conservación

 

 

 

 

· Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 1 subtipo conservación:

Divertida película sobre el estado insano del patrón de personalidad eneatipo 1 conservación. El protagonista muestra una actitud muy antipática, pero a lo largo de la película emergen las buenas intenciones que se esconden tras su “perfecta” faceta antisocial. La película también muestra la sintomatología clínica del TOC (Trastorno Obsesivo compulsivo) que puede llegar a desarrollar de forma más propensa este carácter.

Vídeo del comportamiento de un eneatipo 1 conservación

       

 

 

· Ejemplos enatipo 1 conservación:

monica-geller-friends alison-parker Kitty-Walker
Monica

 

(serie: Friends)

Alison Parker

 

(Melrose Place)

Kitty Walker (Brother & Sisters)

SUBTIPO SOCIAL

 

psicol SOCIAL: se le llama INADAPTACIÓN porque por su gran sentido de la moralidad y las normas sociales, les cuesta adaptarse a la sociedad y a las personas de su alrededor. Aun así, generalmente procuran no quedarse aislados e intentan adaptarse a la sociedad, pero sin estar convencidos del funcionamiento de esta, ya que están convencidos de que las cosas se deberían de hacer como dicen ellos.

De los tres subtipos del eneatipo 1, este es el más inflexible y firmemente convencido de que el mundo iría mejor si todos hiciesen lo que ellos dicen. Los eneapipo 1 social se sienten superiores a los demás y consideran que ellos saben hacer las cosas bien “bien”. Tienen una imagen idealizada de si mismos. Se pueden poner muy por encima de todos. Se dice que tienen un carácter “aristocrático” o de “lord inglés”. También se les llama los “perfectos” del eneagrama.

Las personas de este subtipo social tienden centrar su perfeccionismo en el ámbito social. Por ejemplo: ¿qué está pasando con el distrito escolar?, ¿cómo debería ser la política?, ¿qué sucede con una nueva legislación ambiental? o ¿qué hacer con el hambre en el mundo? Los eneatipo 1 social toman este tipo de temas de forma personal. No solo quieren hablar de ellos, si no que quieren involucrarse y procuran que los demás también lo hagan.

Tienden a sentir que es más importante solucionar los problemas sociales que ocuparse de sus problemas personales. Este celo puede ser difícil para sus familias y amigos íntimos. La familia no suele ser su principal foco de atención. Se esfuerza por los grupos sociales, pero puede ser impersonal y frío en el trato individual.

Les motiva creer que ellos son quienes saben mejor cuáles son las normas, las reglas, la ética y la moral que deben seguir las personas para que la sociedad y el mundo funcione mejor. Su estricta moralidad les conduce a considerar que nada bueno puede salir de acciones moralmente equivocadas y que si hacen lo moralmente correcto, entonces solo cosas buenas fluirán de ellos. Creen que si la conciencia está limpia, las consecuencias son necesariamente positivas. Además, tienden a creer que hay una sola manera correcta de hacer las cosas

Actuando así, estas personas difícilmente creerán que se equivocan o que no tienen la razón.

Inconscientemente tienden a preguntarse: “¿cuál es la regla?” en lugar de “¿qué es necesario o razonable?”. Pueden exigir con fuerza y dureza que se apliquen y cumplan estas normas, reglas, ética y moral (“el fin justifica los medios”). Su gran rigidez e inflexibilidad es la consecuencia de que están firmemente convencidos de que se rigen por un código infalible. Se consideran los representantes de un orden social más grande. Se dice que padecen el síndrome del “cruzado”, porque intentan imponer su sistema de creencias y justifican “cortar cabezas” si es necesario para ello (justificando que es por un bien mayor). En estado insano pueden creer que las personas no saben lo que es mejor para ellas y tratar de imponer su voluntad. También se aplican ellos mismos esta exigencia y dureza.

Pueden trabajar sin descanso por los demás (por la sociedad) y hacerlo disfrutando de poner sus ideales en acción. Pueden “sacrificar” sus propio bienestar por aquello en lo que creen.

Tienden a buscar empleos donde puedan transferir su ética a la sociedad. Pueden ser políticos, policías, jueces, sacerdotes, directores, maestros, etc. Cuando ocupan posiciones de poder pueden mostrar una actitud dictatorial.

Tendencia a seguir las tradiciones. Les puede ser difícil adaptarse a los cambios o la modernidad. Se suelen adaptar encontrando un “principio” que lo justifique.

Tendencia a expresar puntos de vista extremos con un tono ágil y sarcástico. Especialmente propensos a pensar en forma polar (blanco o negro). Pueden ser hipócritas: “haz lo que yo digo, no lo que yo hago.”

Cuando están sanos pueden tener un fuerte sentido de responsabilidad social y un deseo de mantener y hacer cumplir las reglas para el bien de todos. Pueden ser reformadores y defensores sociales dispuestos a trabajar y sacrificarse por un bien mayor de la sociedad.

Cuando están insanos se centran tanto en sus objetivos que no se relacionan con las personas. Son rígidos y poco adaptativos. Ven las cosas de forma muy polar (blanco o negro). Creen que son la voz de la “verdad” y se toman las críticas de forma muy personal. Pueden ser muy exigentes con las personas y con ellos mismos.

· Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 1 subtipo social:

Javert es un durísimo agente de policía que aplica la ley de forma muy fría, inflexible y sin piedad. Quiere imponer su ideal de justicia social a cualquier precio. No importan las consecuencias; la ley es lo primero. Defensor de unas normas sociales estrictas e inflexibles, lleva al extremo y a su persona su propia rigidez. Buen ejemplo del comportamiento insano de este subtipo social.

Vídeo del comportamiento de un eneatipo 1 social

 

 

 

 

· Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 1 subtipo social:

Enfrentamiento de un par de eneatipos 1 social. El protagonista de la película es el coronel de un grupo de soldados que han sido hechos prisioneros. Este coronel actúa siguiendo un estricto código, que es difícil de comprender incluso por sus propios soldados. Durante su encierro en el campo de prisioneros chocará con un duro coronel japonés (otro E1 social). La obsesión del protagonista por hacer las cosas como él considera “perfectas” le conducirá a una situación de lo más paradójica.

Vídeo eneatipo 1 social

 

 

 

 

· Ejemplos enatipo 1 social:

Pablo Iglesias Margaret Thatcher

Al Gore

SUBTIPO SEXUAL

 

psicol SEXUAL: se le llama CELO o VEHEMENCIA por ser muy apasionados (instinto animal) cuando quieren algo. Notan un fuerte impulso a lograr su satisfacción y sienten que esta fuerza les legitima.

Como los otros subtipos del eneatipo 1 el sexual también buscan la perfección, pero estos tiende a enfocarse más en sus relaciones íntimas. Tienden a culpabilizar a las personas de sus “imperfecciones” y también a culpabilizarse ellos mismos por las suyas.

En sus vivencias infantiles suelen haber sido criticados y exigidos rigurosamente, y se les dijo que esto era así por su bien; por amor: “Si yo no te amase, no te corregiría. Si te digo lo que está mal es porque te quiero” De esta forma el niño podría introyectar la crítica como un acto de amor y para ser ellos “buenos” dirigen esa misma crítica a ellos mismos.

Los enatipo 1 sexual enfocan su perfeccionismo en las relaciones íntimas, idealizando cómo deberían ser estas relaciones y valorando a sus íntimos según este ideal. Por ello pueden tener dificultades para encontrar un compañero o pareja. Siempre hay alguna característica en el este que está por debajo de sus expectativas y que frustra su ideal. Se puede sentir traicionado si el otro se comporta “incorrectamente”.

Cuando encuentran a alguien que podría cumplir sus expectativas, se pueden volver altamente protectores de esta relación y pueden esforzase mucho para sentirse dignos del amor de este.

Pero también pueden ser muy insistentes, con este compañero o pareja, en sus ideales morales y normativos; quieren que esta persona cumpla sus elevados y particulares estándares de conducta. Incluso pueden responsabilizar a su íntimo de su insatisfacción.

Son muy apasionados de sus íntimos, pero también muy sensibles a las críticas de estos. Pueden vivir una pequeña crítica como un gran golpe. También pueden tener miedo a que sus parejas e íntimos les rechacen.

Tienden a tener una visión muy polar de sensualidad, porque esta puede conducir fácilmente a la desviación moral. Teme que su propia pasión e impulso porque amenazan su orden moral. Su estricta disciplina les puede llevar a una doble moral; por ejemplo pueden desear mucho un pastel y explicar abiertamente lo malos que son los pasteles para la salud, y asegurar que ellos no comerán ningún pastel. Esta doble moral también aparece en la sexualidad, donde pueden negar sus fuertes impulsos.

De los tres subtipos del eneatipo 1 este es el que menos procura disimular la cólera. Puede manifestar su descontento abiertamente y de forma agresiva (semejante a un eneatipo 8).

En ocasiones también pueden parecer un eneatipo 4 en el anhelo de encontrar su amor perfecto.

Cuando los eneatipo 1 sexual están más sanos son fieles y leales. Muestran su enfado de una forma saludable (sin hacerlo de forma agresiva, ni reprimiéndoselo como hacen la mayoría de eneatipo 1). Son fuertes, pacientes y tolerantes.

Cuando los eneatipo 1 sexual están menos sanos se frustran continuamente con la conducta de las personas y por no encontrar una pareja. Critican fuertemente a los demás. Pueden ser celosos, inseguros y posesivos, especialmente con su pareja. Se sienten culpables por sus impulsos y deseos sexuales.

· Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 1 subtipo sexual:

El malhumorado protagonista muestra su celo/vehemencia en sus actuaciones precipitadas y violentas. No se detiene a valorar las consecuencias de estas, actúa motivado por un fuerte impulso instintivo. Bonita película que merece verse completa para comprender mejor el personaje.

Vídeo del comportamiento de un eneatipo 1 sexual

 

 

 

· Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 1 subtipo sexual:

Duro ejemplo de las dificultades del personaje para educar a sus hijos, es un padre afectivo pero también muy duro y autoritario. Actúa por el bien de su familia, pero desde una rigidez y una dureza que es difícil de entender tanto por sus hijos como por su mujer. Buen ejemplo de las dificultades de convivencia que puede llegar a tener este patrón de personalidad en estado insano.

Vídeo del comportamiento de un eneatipo 1 sexual

 

 

 

 

· Ejemplos enatipo 1 sexual:

 

    Katherine Hepburn      Sidney Poitier          Jane Fonda

ORIGEN Y FORMACIÓN DEL ENEATIPO 1

 

psicol Explicación del origen y formación del eneatipo 1 (ver vídeo):

Origen y formación del eneatipo 1

 

 

Siguiendo la teoría de Freud, durante la infancia todos los niños pasan por las cinco etapas y cada una de ellas tiene un impacto sobre ellos, pero una de estas etapas es la que más impacto tiene y la que marcara el carácter (eneatipo) de la persona.

Para los eneatipos 1, 8, 2 y 7 la etapa de mayor impacto es la etapa Genital.

psicologos-barcelona-etapas

Fase preoral (0 a 3 meses) ————- Eneatipo 5 (Carácter Esquizoide)

Fase oral (3 meses a 1´5 años) ——- Eneatipo 4 (Cáracter Oral)

Fase anal (1´5 años a 2´5 años) —— Eneatipo 9 (Cáracter Masoquista)

Fase fálica (2´5 años a 3´5 años) -­‐-­‐-­ Eneatipos 3 y 6 (Cáracter Psicopático)

Fase genital (3´5 años a 7 años) -­‐-­‐– ­Eneatipos 1, 8, 2 y 7 (Cáracter Rígido)

Fase GENITAL del desarrollo:

• De los 3,5 a los 6-7 años

• En plena situación Edípica

• Experiencia de su cuerpo como un todo (unidad psico-corporal)

• Maduración de todas las terminaciones sensoriales de todo el organismo (erotización)

Situación Traumática (resumen):

La situación traumática ocurre a partir de que el niño se acerca a su padre o madre con su afecto y con su erotismo (inconsciente), buscando el contacto piel a piel, y es rechazado por una supuesta ética moral del progenitor.

Cuando el niño quiere tomar poder, este considera que tiene la “verdad”, pero no la suficiente fuerza como para imponerse a sus progenitores (como hace el eneatipo 8). Por ello se maneja e intenta imponer sus leyes y normas. Unas leyes que considera que son las mejores porque con ellas logrará que todo funcione mejor. Es habitual que los niños de este eneatipo hayan sentido la necesidad de hacerse cargo de la familia o parte de ella. Es algo más alto el porcentaje de mujeres que de hombres en este eneatipo.

Explicación:

Esta es la última fase en que se estructura la personalidad. En ella finaliza el desenlace del Complejo de Edipo (iniciado en la etapa anterior). Para un buen desenlace, la madre debe dar libertad al hijo; debe dejar de ser este hijo su objeto de deseo. Lo ideal es que el deseo de la madre vuelva a dirigirse al padre devolviéndole a este su poder afectivo.

Si hay un mal desenlace (el niño no se siente aceptado por el padre o se siente abandonado por la madre), este sentirá angustia y retrocederá a las etapas anteriores; hacia la que más difícil le haya sido superar. Si el niño se ha podido sociabilizar satisfactoriamente con los padres, familia y sociedad cercana, entonces obtienen su parcela de poder.

Esta fase evolutiva se caracteriza por la madurez, capacidad y libertad para la entrega amorosa tierna, erótica y placentera. En esta época, las terminaciones nerviosas de la superficie del cuerpo han madurado y disponen al niño para una percepción placentera y erótica. El erotismo va tomando importancia por el incremento de placer sensorial que supone y la necesidad /deseo de obtenerlo. Cuando estos impulsos alcanzan la etapa genital, deben ser expresados de un modo u otro, sin renunciar ni contener la intensa gratificación que su satisfacción les proporciona. Así, mediante el contacto corporal piel a piel, y también a través del movimiento, el niño querrá eliminar la tensión originada por la carga erótica. De esta forma obtiene placer o displacer según dependiendo de si satisface esta necesidad. Si sufre displacer, este podrá dar lugar a una intensa angustia.

En esta fase el niño experimenta la vivencia del rechazo por su novedoso impulso erótico-tierno y la capacidad de experimentar placer sensorial y emocional consigo mismo y con los demás. Para reducir la angustia que esto conlleva, se hacen presentes los rasgos caracteriales, como la actividad intelectualmente obsesiva del eneatipo 1 o la actividad sexual compulsiva del eneatipo 8. Ambos casos tratan de defenderse del contacto con la angustia, que puede surgir por tomar consciencia de su excitación sexual y la frustración que sufren en la entrega al amor. Para defenderse de esta angustia distorsionan sus deseos genuinos (y consecuentemente las posibilidades de satisfacer estos deseos). De esta manera quedan en un estado de insatisfacción permanente que se mantiene fuera de la consciencia al estar desplazado hacia aparentes intereses de realización laboral, social o amorosa, que proporcionan ilusión de satisfacción.

La estructura psicoemocional de estos caracteres (de adultos) se caracteriza por un cierto vacío afectivo en el contacto, la evitación del compromiso y el contacto erótico genital placentero. Por ello su dinámica cognitiva y emocional se centra en preservar su ideal de libertad, aunque haya de sacrificar su intimidad, y tenga que limitar su capacidad de entrega amorosa y de compromiso.

Esta inhibición no permite satisfacer completamente sus necesidades, por no descargar mediante la expresión y la satisfacción directa. Así se provoca un estado de rabia y frustración. Como estos caracteres han desarrollado seguridad en ellos mismos para avanzar en el mundo, tienden a dar salida a su rabia en el mundo social y por ello suelen situarse social y laboralmente a la altura de sus aspiraciones, aunque lo hagan con poca consideración hacia las necesidades de los demás, dependiendo de cómo sea su componente tierno.

La rabia se convierte en hostilidad encubierta; socialmente más aceptable. Utilizan la seducción y la manipulación. Aparecen sentimientos hostiles de desprecio, resentimiento, odio o venganza, que procuran camuflarlos o justificarlos racionalmente. Por ello no aparecen sentimientos de culpa. También buscan la obtención de poder.

El niño va transformando el deseo de contacto tierno en deseo de poder, para arrebatarle el dicho poder al progenitor hostil que es quien lo ostenta. Esta situación se cierra definitivamente con la llegada de la pubertad y con el deseo de ser reconocido como adulto. Durante la adolescencia aparece el temor al rechazo como adulto sexual y puede dar origen a actitudes de rebeldía activa o pasiva.

Oscilan emocionalmente entre el deseo genuino y negado de ser aceptado como un adulto sexual y la necesidad de ejercer el poder. Cómo defensa ante esta situación, realizan una demanda mediante la provocación y la rebeldía frente a la autoridad, a la norma y a las personas de las que esperan confianza y acogimiento tierno. De este modo dan continuidad a lo que temen: sentirse privilegiados pero no satisfechos como adultos entre los adultos, por lo que sacrifican la entrega amorosa profunda por la fantasía de asegurar su ideal de libertad.

ENEATIPO 1 – EN EL AMOR

 

El amor del eneatipo 1 tiende a ser poco emocional y tierno. Las personas de este carácter acostumbran a conllevar en sus relaciones una cierta agresividad; aunque camuflada. Es una agresividad con la que se imponen, pero lo hacen con el convencimiento de que eso es lo correcto y que por ello tienen “derecho a…”. De este modo pueden actuar con una superioridad moral que les legitima a controlar y dominar al otro, pero consideran que son generosos porque lo hacen por su bien.

Las personas del eneatipo 1, por motivo de su estricta y exigente moralidad, pueden padecer una gran represión de sus impulsos instintivos. Así, les cuesta fluir libremente en el campo amoroso y también pueden reprimir la fluidez amorosa de aquellas personas con las que se relacionan, ya sean parejas o familia (si ellos no se conceden ciertos deseos “egoístas”, tampoco se los conceden a los demás).

Esta exigente moralidad de los eneatipos 1 puede hacer que estos consideren que su forma de abordar el amor es la más correcta y por lo tanto superior a la del otro. De esta forma sitúa al otro por debajo suyo y esto se puede manifestar a través de una crítica más o menos explícita.

mercedes-mila-telecinco

Mercedes Milà (eneatipo 1)

ENEATIPO 1 – ¿CÓMO TRATARLO?

Valora su rectitud

Lo fundamental para él es el orden. Actúa según el procedimiento y las normas acordadas. Cumple las reglas. No cambies tu forma habitual de actuar sin razonárselo o “porque sí”. Nunca pierdas la buena educación. No seas irónico con él porque callará pero le habrá dolido. Reconoce sinceramente los errores.

No discutas con él frontalmente, aprovecha su ala de eneatipo 7 y proponle que imagine “qué pasaría si en vez de esto hacemos aquello”.

Su intención es ayudar, recuérdalo cuando te sientas perseguido. Toleran muy mal las críticas. No le critiques frontalmente, pídele permiso para hacerle una sugerencia. Les gusta dar permiso. Explica tu punto de vista en función de la regla tradicional que no está teniendo en cuenta. Arguméntaselo de forma lógica y coherente.

Cómo llevarse bien con un eneatipo 1:

  • Reconocer mis logros.
  • Yo soy duro conmigo mismo, pero estoy bien como soy.
  • Dígame que usted valora mi consejo.
  • Sea justo y considerado; como yo.
  • Pídame disculpas si ha sido incorrecto. Me ayudará a perdonar.
  • Animarme suavemente para hacerme reír de mí mismo cuando me pongo tenso, pero escuchar mis preocupaciones primero.

Lo que me gusta de ser un eneatipo 1:

  • Siendo disciplinado soy capaz de lograr mucho
  • Trabajo duro para hacer del mundo un lugar mejor
  • Tengo valores éticamente muy correctos
  • Soy razonable, responsable y dedicado en todo lo que hago
  • Soy capaz ver los hechos en conjunto, llegando a buenos entendimientos y averiguar soluciones sabias
  • Ser lo mejor que puedo ser y sacar lo mejor de otras personas

 

Lo difícil de ser un eneatipo 1:

  • Estar decepcionado conmigo mismo o los demás cuando no se cumplen mis expectativas
  • Sentirme agobiado por el exceso de responsabilidad
  • Pensar que lo que hago no es lo suficientemente bueno
  • No ser apreciado por lo que hago para la gente
  • Estar molesto porque otros no se están esforzando tan duro como yo
  • Obsesionarme con lo que hice o lo que debo hacer
  • Siendo tenso, ansioso y tomando las cosas demasiado en serio

Los niños eneatipo 1 tienden a:

  • Criticarse a sí mismos en previsión de las críticas de los demás
  • Se abstienen de hacer las cosas que ellos piensan que podría no salir perfecta
  • Centrarse en la altura de las expectativas de sus padres y maestros
  • Son muy responsable; pueden asumir el papel de los padres
  • Reprimir las emociones negativas (“los niños buenos no están enojados”)

Los eneatipo 1 como padres:

  • Enseñar a sus hijos la responsabilidad y fuertes valores morales
  • Son coherentes y justos
  • Disciplinan con firmeza

ENEATIPO 1 – EN TERAPIA

¿Qué motiva al eneatipo 1 para ir a terapia?

  • No es de los eneatipos que más van a terapia, pero suelen hacerlo por padecer molestias de tipo psicosomáticas y/o aprender a ser mejores

Relación habitual del eneatipo 1 con el terapeuta y la terapia:

  • Buscan un buen terapeuta al que ponen a prueba; debe ser sabio y fuerte.
  • No le da el “poder” al terapeuta en las primeras sesiones.
  • Puede decirle al terapeuta “como debe ser la terapia”.

Características del eneatipo 1 usualmente observables en terapia:

  • Les cuesta mostrar la parte emocional. La viven como signos de debilidad.
  • Su discurso no permite ningún cuestionamiento de este.
  • Tienen muchas dificultades para mostrar su intimidad.
  • Tras una explicación de una infancia ideal, se encuentra la idealización de uno de los progenitores y la descalificación del otro.

Trabajo terapéutico a realizar por el eneatipo 1 para disminuir su neura caracterial:

  • Trabajar las polaridades “perfección-realidad” y “poder-impotencia”.
  • Desarrollar lo espontaneo, tierno y suave (hacia si mismo y hacia los demás)
  • Tomar conciencia de su forma de decir las cosas de forma punzante y de como se relaciona. Reducir las críticas y los juicios.
  • Ser consciente de su visceralidad y trabajar la parte emocional.
  • Aprender a mostrar la vulnerabilidad y lo que no tiene y no sabe.
  • Contactar con sus auténticos deseos y despenalizarlos.

Errores frecuentes que cometen en terapia los eneatipo 1:

  • Creen que necesitan mucho esfuerzo y trabajo para mejorar, y en realidad les conviene más el descanso y la relajación.

ENEATIPO 1 – CORPORALIDAD

 

Las personas con el patrón de personalidad de los eneatipos 1, 8, 2 y 7 (caracteres Rígidos), tienen tendencia a presentar un cuerpo con las siguientes características:

r1La cara es expresiva y armónica, como el resto del cuerpo, con una mirada viva y chispeante. En los eneatipos 1 y 8 (especialmente el eneatipo 8), puede haber cierta contractura en los músculos maseteros.

Músculos largos de la columna vertebral (más en el eneatipo 2, que en el eneatipo 7 donde puede generar problemas traumatológicos, por necesidad de mantener siempre el porte erguido y altivo).

Contractura del diafragma, que disocia la conexión entre los afectos y las necesidades, desconectando también los afectos de la sexualidad. El diafragma no se encuentra bloqueado, por lo que su respiración es bastante libre.

Es un carácter muy cargado energéticamente, pero ésta energía está bloqueada a nivel de la pelvis, dificultando la entrega amorosa profunda. La pelvis si está bloqueada en retroflexión forzada, como forma de contener su carga.

Sus piernas y brazos están bien proporcionados en relación al resto del cuerpo, sin más tensiones que en las corvas (parte trasera de las rodillas), y estas en relación con el componente oral del eneatipo 2 y el eneatipo 7 (en extensión), o del psicopático en los eneatipos 1 y 8 (en ligera flexión).

En la última etapa del desarrollo infantil el niño desarrolla su capacidad sensorial erótica (ver origen eneatipo 1). La coraza corporal se estructura en función de contener las excitaciones sensoriales eróticas y se caracteriza por una rigidez corporal generalizada, sin zonas especialmente bloqueadas.

De ahí que los eneatipos 1, 2, 7 y 8 no presenten bloqueos claros en uno o varios anillos corporales, sino que han estructurado una coraza corporal en forma de malla (eneatipos 2 y 7) y en forma de tubo (eneatipos 1 y 8). En la distribución en malla la energía queda repartida por todo el cuerpo, proporcionando gracilidad a los movimientos, especialmente al subtipo histérico (eneatipo 2). En la disposición en tubo, la energía fluye libremente a lo largo de ese tubo, dejando más libre al impulso agresivo y evitando al tierno, lo que les dotará de unos movimientos más rígidos.

De este modo han generado una capa de defensa que recubre todo el cuerpo, lo que les proporcionará una eficaz defensa ante la angustia, con la que apenas tienen contacto. Su principal bloqueo estará, por tanto, a nivel subcutáneo, dificultando su capacidad de entrega amorosa y contacto tierno profundo.

e1La expresión facial varía de unos subtipos a otros. Mientras los eneatipos 2 y 7 tienen una expresión más tierna y dulce, los eneatipos 1 y 8 parecen más duros y fríos. Aun así, en todos ellos la expresión es más abierta y franca que en el resto y destaca una mirada más viva (si no es así, será síntoma de patología grave), más coherente con su estado emocional, no tan congelada en una determinada emoción (terror en el eneatipo 5, control en los eneatipos 3 y 6, resignación en el eneatipo 9 o pena en el eneatipo 4).

El cuello es normalmente largo y estilizado y es donde se dan las mayores tensiones, debido al control de las emociones. La columna vertebral parece bastante plana, con cierta tendencia a cargar la pelvis hacia atrás.

La espalda suele estar en tensión y contracción, resultando dolorosa, aunque de manera esporádica. Las tensiones a lo largo de la columna vertebral y la rigidez de la espalda les aportan un aspecto elegante, orgulloso, incluso altanero y severo, pero sacrifican sus curvas fisiológicas, limitando la movilidad.

Los hombros suelen estar ligeramente echados hacia atrás, especialmente en el subtipo histérico, favoreciendo un aspecto más provocativo, como si buscaran el contacto físico pero manteniendo la distancia, y al mismo tiempo, indican el control de las emociones tiernas (miedo e inseguridad). Los brazos y las manos están bien conectados, por lo que suelen ser personas que las utilizan de manera coherente a las emociones. El bloqueo de los brazos tiene que ver con el dar, seduciendo, pero evitando el contacto real y con la dificultad para poner límites efectivos (brazos en jarra o dispuestos a lo largo del cuerpo pero sin sintonía con el discurso o con el resto de la actitud corporal, no saber decir que no).

El tórax es armonioso en relación al resto del cuerpo y presenta mayor dureza en la espalda que por delante, porque ahí es donde se sensan los sentimientos tiernos, que estos caracteres, en general, tienen bastante inhibidos.

El diafragma, como en todos los demás caracteres, también está en tensi tensión, aunque no bloqueado. Habitualmente, estos caracteres, cuando tienen crisis de ansiedad o angustia que son poco habituales como se ha dicho, las sienten en la boca del estómago (ardores), un poco más abajo del diafragma, o bien en la garganta (sensación de ahogo). Esto indica que no hay bloqueo diafragmático y en el caso de darse una de estas crisis de angustia, los caracteres rígidos reaccionan con crisis de histeria (eneatipos 2 y 7) o bien con desvanecimiento y flojera muscular (eneatipos 1 y 8).

La pelvis y la sexualidad genital cumplen en estos caracteres la función tanto de contención emocional como de descarga erótica. La pelvis aparece en retroversión crónica, más evidente en unos subtipos que en otros, y el movimiento de descarga hacia delante es realmente complicado para estos caracteres. En los eneatipos 2 y 7 en particular, la pelvis está completamente desconectada de las emociones, y por eso parece estar más suelta que en los otros subtipos. Las nalgas no suelen estar tensas, puesto que la función de contención de la pelvis la ejercen los músculos lumbares.

Las piernas sí suelen presentar tensiones, especialmente en las corvas, que a diferencia del carácter psicopático (eneatipos 3 y 6), estarán en hiperextensión crónica, es decir, muy estiradas. Esto demuestra una falta de confianza en su arraigo, como si no fuera suficientemente seguro, y poca flexibilidad frente a la realidad. Los pies suelen ser armónicos y bien formados.

ENEATIPO 1 – ANIMAL SIMBÓLICO

 

A partir de las características de los siguientes animales podríamos decir que representan simbólicamente al eneatipo 1:

 

En estado insano: TERRIER

  • Perro inquieto y agresivo
  • Muerde más que ladra

 

 

 

En estado sano: HORMIGA – ABEJA

  • Cooperadora, persistente, ingeniosa y organizada
  • Metódica y laboriosa

 

 

BIBLIOGRAFIA:

  • ADDISON RABINO HOWARD El Eneagrama Y La Cábala Editorial Sirio. 2002.
  • ALBERT, JUAN JOSE. Ternura y agresividad. Carácter: Gestalt, Bioenergética, y Eneagrama. Ed. Mandala.  (*Libro especialmente recomendado)
  • ALMAAS A.H.. Facetas De La Unidad El Eneagrama De Las Ideas Santas Editorial La Liebre de Marzo.2002.
  • BARON, R.- WAGELE, E. El Eneagrama. Para Descubrir Su Verdadera Personalidad. Planeta. Barcelona, 1995.
  • BENNETT, J.G. Estudios Sobre El Eneagrama. Sirio, Málaga, 1994.
  • DANIELS, DAVID. PRICE, VIRGINIA. Eneagrama Esencial. Test de Personalidad y guía de autodescubrimiento. Urano, Barcelona, 2002.
  • FRIEDLANDER, JOEL. Tipos Humanos. Su Esencia A Través Del Eneagrama. Sirio. Málaga, 1994.
  • FUMAGALLI, T. El Eneagrama Práctico. Océano. 2000.
  • LARA RIVERA AHIMSA. El Ojo De La Sarmouni. Editorial Obelisco España 2001
  • LOWEN, ALEXANDER. La bioenergética. Alexander Lowen. Ed. Diana.
  • LOWEN, ALEXANDER. La depresión y el cuerpo. Alexander Lowen. Alianza Editorial.
  • LOWEN, ALEXANDER. El miedo a la vida. Alexander Lowen. Ed. Papeldeliar.
  • LOWEN, ALEXANDER. El lenguaje del cuerpo. Alexander Lowen. Ed. Herder.
  • LOWEN, ALEXANDER. “La espiritualidad del cuerpo”. Alexander Lowen. Ed. Paidós.
  • NARANJO, CLAUDIO. Autoconocimiento Transformador. Editorial La Llave, Vitoria. España.
  • NARANJO, CLAUDIO. Carácter y Neurosis. La Llave, Vitoria, 1996.
  • NARANJO, CLAUDIO. El Eneagrama De La Sociedad. Males Del Mundo, Males Del Alma. Edit. Temas de Hoy. Madrid, 1995. ISBN 84-7880-478-1. Revisada en 2000, para Editorial La Llave, Vitoria.  ISBN: 84-95496-02-X.
  • ÓMICRON EQUIPO DE EXPERTOS El Eneagrama, Manual Práctico Ed. DE VECCHI
  • PACHECO, ANTONIO. Ego, Esencia y Transformación, bases para una terapia corporal integrativa. Ed. Hermes
  • PACHECO, ANTONIO. Eneagrama y trabajo sobre sí. Ed. Hermes
  • PALMER, HELLEN. El Eneagrama: Un prodigioso Sistema De Identificación De Los Tipos De Personalidad. Los libros de la liebre de Marzo. Barcelona, 1996.
  • PANGRAZZI, ARNOLDO. El Eneagrama. Un Viaje Hacia La Libertad. Sal Terrae. Santander, 1997.
  • REICH, WILHELM. La función del orgasmo. Ed. Paidós.
  • REICH, WILHELM. Análisis del carácter. Ed. Paidós.
  • REICH, WILHELM. Escucha pequeño hombrecito. Ed. Síntesis. RISO, R. Cambia Con El Eneagrama. Máximas Y Consejos Para Mejorar Tu Personalidad. Mensajero. Bilbao, 1997.
  • RISO, R. Comprendiendo El Eneagrama. Guía práctica Para Los Tipos De Personalidad.. Cuatro Vientos. Santiago de Chile, 1994 (original inglés 1990).
  • RISO, R. Descubre Tu Perfil De Personalidad En El Eneagrama. (Colección Serendipity 18). Desclée de Brouwer. Bilbao, 1997.
  • RISO, R. Tipos de personalidad. El Eneagrama para descubrirse a sí mismo. Cuatro Vientos. Chile, 1993 (original inglés 1987)
  • RISO, R; HUDSON, R. La Sabiduría Del Eneagrama. Urano. Madrid, 2001.
  • RUIZ DE LA ROSA, CARMELA. Eneagrama para terapeutas.  Desclee de Boruwer