E1  E2  E3  E4  E5  E6  E7  E8  E9

ENEATIPO 4 – ENVIDIA

 

 

psicol Explicación del eneatipo 4 (ver vídeo explicativo):

ENEATIPO 4

“Envidia”

 

 

psicol Explicación del eneatipo 4 (ver vídeo):

Vídeo explicativo eneatipo 4

PATRÓN NEURÓTICO:
PASIÓN: Envidia TEMOR: Ordinariez
FIJACIÓN: Melancolía DESEO: Sentirse especial
VIRTUD: Ecuanimidad JUSTIFICACIÓN: Autenticidad
AUTOIMAGEN: Yo distinto MECANISMO DE DEFENSA: Introyección 
PATRÓN NEURÓTICO:
PASIÓN: Envidia
FIJACIÓN: Melancolía
VIRTUD: Ecuanimidad
AUTOIMAGEN: Yo distinto
TEMOR: Ordinariez
DESEO: Sentirse especial
JUSTIFICACIÓN: Autenticidad
MECANISMO DE DEFENSA: Introyección 

CARACTERÍSTICAS NEURÓTICAS:

    • ENVIDIA, hambre de amor, voracidad. Frustración, sufre por la carencia, siempre mira lo que le falta. Adicción a sufrir, masoquismo. Enfadado consigomismo y con el mundo. Visión pesimista de la vida.
    • INGENIOSA, amena, atenta, imaginativa, dramática, refinada, interés estético e intelectual.
    • EXIGENCIA, esfuerzo en ser mejor de lo que es, se culpa por no lograrlo.
    • EMOCIONALIDAD, romántica, llanto fácil y risa fácil, apasionada, intensa, melancólica, triste.
    • DESVALORIZACIÓN, se rechaza a si misma, se juzga, se culpa y se queja mucho, rol de víctima.
    • NECESITA CONMOVER para que la cuiden, tierna, amable, sacrificada, lo da todo.
    • POLARIDAD: arrogante y especial, o humillada y sin valor propio.

    EXPLICACIÓN BÁSICA:

    Las personas correspondientes al patrón de personalidad del eneatipo 4 tienden a tener una mala imagen de si mismos. Aunque tengan éxito en la vida y puedan llegar a sentirse superiores a los demás, siempre hay un sentimiento de carencia. Una sensación de ser un miembro suplente de la “verdadera aristocracia”, con profundos sentimientos de vergüenza y temores de ser de alguna manera profundamente defectuoso.

    Las personas del eneatipo 4 tienden a construir sus identidades alrededor de la idea de ser personas algo diferentes o únicas. Tienden a ver a su diferencia de los demás como un don y una maldición. Un regalo, ya que les diferencia de los otros a los que perciben como “del montón” y una maldición, ya que frecuentemente les distancia de disfrutar de la felicidad de una forma simple.

    eneatipo 4

    Los eneatipo 4 son emocionalmente complejos y altamente sensibles. Anhelan ser entendidos y apreciados por su auténtico yo, pero se sienten fácilmente incomprendido y poco apreciado. Tienen tendencia a padecer un poco de mal humor. Pasan gran parte de sus vidas inmersos en sus paisajes mentales internos, donde se sienten libres para cultivar y analizar sus sentimientos. Por tener un deseo de manifestar este mundo interno, los eneatipo 4 tienden a tener a un interés en las artes y algunos se convierten en artistas reales. Ya sea artística o no, sin embargo, la mayoría de los eneatipo 4 son estéticamente sensibles y preocupados con la auto-expresión y la auto-revelación, ya sea en la ropa que llevan, o en la naturaleza general de su estilo de vida.

    Los eneatipo 4 son un tanto melancólicos y bajo estrés tienden a caer en depresión. Cuando están desequilibrados, fácilmente dan paso a una autocomplacencia que perciben como algo plenamente justificado para compensar la falta general de placer que experimentan en sus vidas. En lugar de buscar soluciones prácticas a sus dificultades, los eneatipo 4 son propensos a fantasear acerca de un salvador que los rescate de su infelicidad.

    psicol MOTIVACIONES CLAVE DEL ENEATIPO 4:

    Quieren expresar su singularidad, para crear y rodearse de belleza, mantener ciertos estados de ánimo y sentimientos. No están satisfechos con su propia imagen. Quieren atraer a un “salvador“.

    psicol CUANDO EL ENEATIPO 4 ESTÁ MÁS SANO:

    Sabe atraer a los demás por su sensibilidad y orientación a la belleza, y a todo busca darle un toque artístico y original. Busca vivencias intensas y está muy en contacto con su mundo interior. Experimenta los sentimientos de una manera muy intensa y tiene facilidad para contactar con los sentimientos de los demás.

    psicol CUANDO EL ENEATIPO 4 ESTÁ MENOS SANO:

    Cualidad perdida:

    La capacidad de hacer lo que tienen que hacer con independencia de sus estados de ánimo (eneatipo 1)

    Fijación: la melancolía

    “Nadie entiende la profundidad de mis sentimientos” “Soy especial y diferente” “Nadie comprende mi genialidad”

    Pasión: la envidia

    Idealiza lo que no tiene y los demás sí, e infravalora lo que tiene y los demás no

    subtipo 4 eneagrama

    Cuando los envidiosos eneatipo 4 tienden hacia el eneatipo 2 de repente se vuelven demasiado involucrados en lo que hacen.

    FAMOSOS ENEATIPO 4

    FAMOSOS ENEATIPO 4

    PERSONAJES DE FICCIÓN ENEATIPO 4

    PERSONAJES DE FICCIÓN ENEATIPO 4

    RASGOS ENEATIPO 4:

     

    • Carácter muy apasionado por sus carencias
    • Narcisismo a la baja; “los últimos serán los primeros”
    • La envidia es el deseo de tener algo que no está al alcance de uno
    • Nace de una percepción de carencia: carácter insatisfecho
    • Dolor de estar llamando sin que la madre venga, es lo que más mella le deja al niño y este lo vive con impotencia
    • Esa vivencia de carencia se vive como falta de amor, necesito de ti y de aquello que tú tienes y que te hace feliz y paso a querer tener eso. Es un sistema de comparación. Reviso el mundo entero para ver qué tienen los demás que yo no tengo y qué les hace felices
    • Tendencia oral porque la zona de la boca queda muy erotizada
    • Comparación dolorosa, minusvalía de mí, dando pena alguien se hace cargo de uno.
    • Tiran de la tenacidad y del esfuerzo, se sitúan muy abajo, por la parte inferior: “Unos nacen con estrellas y otros estrellados” (como yo)
    • Sensibilidad extraordinaria de todo lo que han mirado para compararse
    • Tienen muchos amigos
    • Tienen muchas hadas y gnomos en la casa
    • Tienen una carencia no viendo todo lo que tienen a su alcance
    • Profecía autocumplida: “¡Ves!, te lo dije, te dije que me ibas a dejar
    • Gente muy singular
    • Son quejosos, tono muy lastimero al hablar
    • Muy críticos con ellos mismos
    • Son más profundos y especiales que los demás
    • Se quedan en el dolor (queja de lo que no tuvieron)
    • Se comparan para poderse doler
    • Son muy expresivos, sobre toda la cara
    • Son sadomasoquistas
    • No tienen punto de calma
    • Odio muy fuerte
    • Les interesa el amor y el quejarse
    • Sensibilidad a flor de piel con la justicia
    • Frases típicas: “el mundo es un valle de lágrimas y hemos venido a sufrir”, “Si repaso mentalmente el pasado puedo arreglarlo” (y no es así), “La vida le debe una compensación por lo sufrido”, “Cualquier tiempo pasado fue mejor”
    • Evidencian su necesidad
    • Idealizan e intensifican el sufrimiento
    • Nunca se va a arreglar lo que les pasa
    • Madre ausente, madre mira al padre

    IDEAS LOCAS:

    • Si los demás me ven como soy no me querrán. Tengo que dar la talla y esforzarme en ser mejor.
    • A este mundo hemos venido a sufrir y a soportar.
    • Dentro de mí hay algo malo e inaceptable. Soy culpable por ser como soy. Por eso si soy espontánea lo voy a hacer mal.
    • Mis deseos son insaciables, nunca podré satisfacerlos.
    • No merezco recibir amor ni ser feliz porque no valgo lo suficiente.
    • Yo soy peor y valgo menos que los demás, por eso todo me sale mal.
    • Es mejor quejarse que pedir. El que no llora no mama. Cuanto más sufra más me querrán.
    • Los otros son más felices que yo, son más afortunados y tiene mejores cualidades.

     

    IDEAS SANAS:

    • Dentro de mí también hay cosas buenas, puedo sentir amor, compasión y gratitud. Puedo ser una persona generosa, comprensiva y benevolente conmigo misma y con los demás.
    • Es natural que experimentemos tanto el sufrimiento como el gozo, la tristeza como la alegría y puedo vivir ambos, fluyendo con la vida tal y como es.
    • Yo tengo valor porque soy com los demás, con mis defectos y virtudes.
    • Puedo contentarme con lo que tengo y aceptar la realidad y las cosas como son.
    • Puedo perdonarme por ser como soy, hago lo que puedo, como todos.
    • Tengo derecho a ser feliz y a recibir amor por lo que soy, sin tener que esforzarme.
    • Puedo pedir lo que necesito sin quejarme o dramatizar y aceptar el resultado.
    • Tengo derecho a disfrutar de las cosas buenas que me ofrece la vida.

     

     

     

    VIRTUD DEL ENEATIPO 4:

    LA ECUANIMIDAD

     

    • La ecuanimidad es el ánimo igual entre el placer y ente el dolor. Es depender menos del exterior, dejar de compararse con los demás y de desvalorizarse.
    • Cultivar más el punto medio aceptar las cosas como son, no empeñarse en ir contra corriente.
    • Aceptar la normalidad. Dejar de quejarse y de cuestionar. Aprender a valorar lo cotidiano.
    • Conformarse con lo que se tiene en lugar de mirar y añorar lo que falta. Practicar el contentamiento, parar la búsqueda de intensidad que tanto sufrimiento genera.

     

    Eneatipo 4 conservación: es no esforzarse, soltar la exigencia, dejarse en paz, quererse más y ser más natural. No quejarse para seducir. Aceptar el dolor y el gozo, cultivar la ternura, contentarse con lo que tiene.

    Eneatipo 4 social: no dramatizar para llamar la atención, soltar el rol de víctima para atraer el amor. Aprender a valorarse y ser como los demás. Dejar de culparse. Conectar con su cuerpo y necesidades, atreverse a ser.

    Eneatipo 4 sexual: exigir menos. Dejar de competir, no quejarse ni pelear. Aprender a valorar y ser feliz con lo que se tiene. Cultivar el amor por sí mismo y por el otro. Parar la verborrea, la polémica, bajo el drama.

     

     

    *Textos extraídos de: PACHECO, ANTONIO. Eneagrama y trabajo sobre sí. Ed. Hermes

    SUBTIPO CONSERVACIÓN

     

     

    psicol CONSERVACIÓN: de los tres subtipos del eneatipo 4, los conservación son los más fuertes, los menos emocionales, más intelectuales, más introvertidos y los que menos se lamentan.

    Su principal característica distintiva de los otros subtipos es su gran esfuerzo, disciplina y perseverancia (pueden parecerse en este aspecto al eneatipo 1). Por ello se les llama TENACIDAD. Se exigen muchísimo a ellos mismos; más que a los demás. Se imponen un sistema de necesidades difícil de satisfacer. Nada es suficiente, siempre tienen que seguir esforzándose un poco más. Son muy sufridos pero no lo exteriorizan, sufren en silencio, interiormente.

    Enfocan su envidia e hipersensibilidad en su entorno inmediato. Encuentran la seguridad y la tranquilidad en la belleza y la estética. Procuran apaciguar sus estados emocionales rodeándose y permitiéndose satisfacciones, objetos bellos, sus comidas favoritas, sexo, o cualquier otro objeto/actividad que les pueda servir para “compensar” su sentimiento de sufrimiento interno (con una cierta tendencia al lujo y a lo exclusivo).

    Por ejemplo, después de pasar por una situación estresante, podrían ir a que les den un masaje, a un balneario o beber un vino selecto. Se dan pequeños premios para “compensar” su sufrido y sentido estado anímico.

    Emocionalmente son muy sensibles a los pequeños detalles de su entorno. Por ejemplo la luz de la habitación, la temperatura, el olor, la tela del sofá, la música, etc. Para ellos todo esto tiene un significado simbólico y puede causar una respuesta emocional. Pueden relacionar intensamente una sensación a un objeto. Pueden sentir que perder un objeto regalado es como perder el amigo que les hizo ese regalo. Pueden guardar durante muchos años objetos que son aparentemente obsoletos. Pueden ser muy caprichosos para adquirir objetos, por ejemplo querer comprar el bolso que vieron en una pequeña tienda de Paris cuando veraneaban. También pueden ser difíciles de satisfacer con un regalo (porque no es exactamente como ellos imaginaban).

    Su envidia es el resultado de su mala autoimagen. Ellos tienen un mal concepto de si mismos, de sus características y de todo lo que tienen. Por este motivo consideran a los otros como mejores que ellos y lo de los demás es siempre mejor que lo suyo. Su envida no responde a la gula de querer tener más y mejor, sino que responde a un sentimiento de no poder conformarse con sus supuestas carencias; pueden considerar que son inaceptables para los demás. Por ello se esfuerzan tanto en ser “especiales”, en demostrar que saben apreciar un buen vino o seleccionar el vestido más bonito.

    No quieren parecer vulgares. Suelen cuidar bastante su imagen: ropa, peinado, etc. Por su interés en la imagen y su exigencia, pueden padecer trastornos alimentarios.

    Los eneatipo 4 conservación son muy intensos emocionalmente. Puede que de forma inconsciente, pero les gusta y quieren la intensidad emocional. En ocasiones, para encontrar esta intensidad, los eneatipo 4 conservación pueden tomar riesgos innecesarios (parecido a eneatipo 6 sexual). Pueden buscar desafíos que les hagan sentir vivos. También pueden correr riesgos como una forma de agresión al otro: “Si me pasa algo será por su culpa y se sentirá responsable”.

    Por su intensidad emocional y su estado anímico inconformista, los eneatipo 4 conservación pueden reaccionar de forma agresiva y con poca conciencia de ello.

    Por su baja autoestima y su bajo estado anímico, algunos personas de este patrón de personalidad podrían convencerse a si mismos de que no pueden, o de que sus dolencias les impiden, tener un “trabajo normal”.

    Cuando los eneatipo 4 conservación están más sanos pueden centrarse, trabajar tenazmente y ser resolutivos en el trabajo, en una causa en la que creen firmemente o en sus metas. Son buenos gestores de su dinero y posesiones. Pueden tener una gran sensibilidad estética y expresarla artísticamente. Son buenos observando desde perspectivas distintas a las convencionales.

    Cuando los eneatipo 4 conservación están menos sanos pueden tomar excesivos riesgos para cubrir emocionalmente el vacío emocional que consideran que tienen o para llamar la atención de sus más cercanos. Pueden esforzarse excesivamente en dar una imagen de ser “especial”. Ser muy sensibles a pequeñas molestias o a críticas de los otros. Considerar que nadie entiende su sufrimiento. Puede ser indulgente con malas prácticas para compensar su estado emocional (comida, bebida, sexo, lujos, etc.).

    · Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 4 subtipo conservación:

    La protagonista de la película Tess es un buen ejemplo de la tenacidad, el esfuerzo y el sufrimiento interno que soporta este patrón de personalidad. La protagonista podría solucionar sus problemas y los de su familia casándose con un hombre rico que la ama, pero ella no le quiere y está dispuesta a luchar hasta donde sea necesario para sobrevivir. Os recomiendo ver la película completa para comprender mejor a este personaje. Me resulta muy difícil de sintetizar la personalidad de este personaje en solo unas breves escenas.

    Vídeo del comportamiento de un eneatipo 4 conservación

    · Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 4 subtipo conservación:

    Este vídeo es un ejemplo de la “envida” del eneatipo 4. El protagonista (Salieri) es un reconocido músico que no es capaz de disfrutar de sus logros y de su vida al sentirse eclipsado por la genialidad de Mozart. En la escena final del vídeo el protagonista dice considerarse un músico mediocre, pero lo cierto es que él es un gran músico e incluso ha sido felicitado públicamente por el emperador, pero aun así, se compara con Mozart hasta obsesionarse con la superioridad de este.

    Vídeo del comportamiento de un eneatipo 4 conservación

     

     

    · Ejemplos eneatipo 4 conservación:

    principe-charles martha-stewart robert-de-niro
         Principe Charles   Martha Stewart

      Robert de Niro

     

    SUBTIPO SOCIAL

     

    psicol SOCIAL: los eneatipo 4 social tienen una imagen idealizada de si mismos en negativo. Consideran que de alguna manera son defectuosos y que los otros no les amarán ni valorarán por ello. Se sienten inferiores y atrapados en una situación que no tiene solución; “siempre estarán por debajo de los otros”. Pueden ser muy autocríticos y sentir vergüenza por considerar que se desvían de lo que ellos creen que son los estándares del grupo.

    Acostumbran a ser muy sensibles a las críticas. Se avergüenzan de ser como son, por ello se denomina a este subtipo con la palabra VERGÜENZA. Es como si inconscientemente tuviesen grabada la sensación de “soy defectuoso y el grupo lo sabe”. Se quedan con el sufrimiento, no admiten mejoras. Son románticos. Tras los eneatipo 9, son los más masoquistas del eneagrama.

    De los tres subtipos del eneatipo 4, el subtipo social es el más emocional y el que más muestra exteriormente su estado anímico. Tienen tendencia a querer dar lástima y manipular desde esta acción. Se hacen querer pero no son sinceros, lo hacen desde la pena. Buscan lograr lo que quieren de los otros por lástima. Por ello se sumergen en un círculo vicioso donde tienen que estar mal para dar pena a los otros y así poder conseguir de estos lo que quieren.

    Como subtipos sociales, enfocan su envidia e hipersensibilidad en el ámbito social. Ellos anhelan pertenecer a un grupo social glamuroso, pero no se sienten capaces. Creen que difícilmente serán aceptados tal como son. Tienden a sentirse más unidos a aquellos que aparentan estar excluidos.

    Las personas del subtipo social son las más extrovertidas de los eneatipo 4. Pueden ocultar el alcance de sus sentimientos de inadecuación social y mostrarse divertidos y graciosos. Les gusta mostrar su estilo y sentido de la estética. Tienden a trabajar duro para crear una imagen a través de la cual se relacionan. Esta imagen pública que procuran ofrecer es más optimista y alegre de como ellos realmente se sienten. A diferencia de los eneatipo 3, ellos si tienen consciencia de representar un personaje.

    En ocasiones pueden fantasear ser rechazados sin que nadie se haya pronunciado aún y mostrar una actitud hostil como defensa preventiva. Pueden tener dificultades para mantener un puesto de trabajo por su tendencia a sentirse excluidos y a construir una relación de soledad entre sus compañeros (es beneficioso para ellos tener una pequeña red social que les apoye).

    Cuando los eneatipo 4 social están más sanos, con su gran intuición y sensibilidad pueden desarrollar excelentes habilidades sociales. Son generosos y se preocupan por el bienestar del grupo del que se sienten parte y de las personas cercanas. Pueden tener la suficiente autoestima para interactuar amablemente con el grupo, pero sin dejarse llevar por este.

    Cuando los eneatipo 4 social están menos sanos sufren tensión entre querer encajar, ser aceptados, pero ser especiales y únicos. Pueden querer reforzar su imagen con un look extremo. Dejan de hacer cosas por miedo a ser humillados, avergonzados o rechazados; pueden aislarse o volverse antisociales. Hipersensibles a las críticas.

    · Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 4 subtipo social:

    La protagonista está diagnosticada como Trastorno Límite de la Personalidad. Por sus intentos de suicidios es ingresada en un psiquiátrico. Su visión oscura y pesimista de la vida le dificultan salir de un estado anímico negativo. Ella también usa su “enfermedad” para justificar su comportamiento.

    Vídeo del comportamiento de un eneatipo 4 social

    · Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 4 subtipo social:

    Buen ejemplo de como este patrón de personalidad en estado insano usa su propio sufrimiento para ser valorado, aceptado y ayudado por el otro. Igualmente, desde este sufrimiento manipulará al otro. La protagonista es adicta a su propio sufrimiento. Es recomendable ver la película completa para comprender la conducta del personaje.

    Vídeo del comportamiento de un eneatipo 4 social

     

     

    · Ejemplos eneatipo 4 social:

     

    anthony-hopkins michelle-pfeiffer james-dean-1
        Anthony Hopkins   Michelle Pfeiffer   James Dean

     

     

     

     

    SUBTIPO SEXUAL

     

    psicol SEXUAL: los eneatipo 4 sexual probablemente son de los caracteres más intensos del eneagrama (pueden confundirse con eneatipo 8). Su intensidad es un don y una maldición. Se les denomina con la palabra ODIO porque son personas que tienden a proyectar enérgicamente la culpa de su malestar al exterior.

    Los eneatipo 4 sexual enfocan su envidia e hipersensibilidad en sus relaciones íntimas. Tienen una gran capacidad, sensibilidad y deseo para cultivar una intimidad profunda. Invierten gran cantidad de energía en la persona que desean. Dan gran importancia a la parte amorosa de su vida y creen que cuando encuentren el amor perfecto serán felices. Pueden encapricharse de una persona que han visto un par de veces. También pueden ser atraídos por personas que poseen cualidades y talentos que ellos creen que les faltan, con la intencionalidad (inconsciente) de volverse más completos (esto raramente funciona).

    Son románticos, les atrae lo que no pueden tener, buscan a alguien especial o alguien que les “rescate” de este mundo en el que no son vistos o entendidos. Pueden creer que la vida no tiene sentido sin la persona que aman. Tienden a tener grandes expectativas de sus íntimos. Los eneatipo 4 sexual pasan por grandes cambios sentimentales y de sensaciones respecto de sus seres queridos; pueden pasar de idolatrar a odiar. Muy polares, subiendo y bajando rápidamente. Idealizan a la pareja, pero a la más mínima la destruyen. Cuando dejan de idealizar a la persona con la que están, entonces empiezan a encontrarle “defectos” (por ejemplo: que es votante de Trump), por los que se enfadan con ellos. Cuando la persona está ausente pueden estar deseando volver con ella, pero cuando lo hacen pueden enfadarse con ella por “cualquier motivo”. Tienden a tener relaciones de amor-odio. Acostumbran a ser conscientes de sus estados emocionales, también de los negativos, que en ocasiones pueden expresar de forma autodestructiva. Pueden ser celosos de su pareja, incluso de sus relaciones pasadas.

    Son muy competitivos. La competitividad se asienta en la comparación “envidiosa” que hacen con sus íntimos. Son competitivos en las relaciones personales y tienden a serlo un poco en todo, pudiendo también destacar su competitividad en el ámbito profesional. Son personas con mucha fuerza y orientadas a la acción. Se podría decir que su competitividad no se enfoca tanto en “voy a ganar”, sino más en “te voy a hacer perder”. Pueden ser incapaces de disfrutar de sus éxitos sin degradar los logros de los demás. Son los que cortan cabezas.

    Pueden ser sensuales y cálidos, pero también desagradables. Por dentro sienten que no valen nada y por fuera desprecian al otro y le exigen que baje al infierno para demostrarle su amor, y si no lo hace, se lo exigen. Y si sigue sin hacerlo, interpretan que eso es porque no les quieren lo suficiente. Para ellos el sufrimiento es algo importante. Una persona que no sufre es una persona que no vale. Para ellos siempre hay culpa, esa es su razón de vivir. Pueden ser insufribles y cuando se hacen inaguantables y el otro se separa de ellos, entonces confirman sus temores: “¡Ves! En realidad no me quieres

    Su autoestima no se soporta sobre ellos mismos, sino que se nutre del amor de su pareja e íntimos.

    Cuando los eneatipo 4 sexual están más sanos son capaces de admirar y amar profundamente a su pareja, aceptando su singularidad. Pueden comprometerse profundamente con las personas, de forma auténtica y apasionada. Capaces de ser extremadamente abiertos de corazón, compasivos y amorosos hacia todos. Pueden desarrollar excelentes habilidades de comunicación y relaciones interpersonales.

    Cuando los eneatipo 4 sexual están menos sanos pueden anhelar a una pareja imposible o que no está disponible, y creer que está es la única que les puede dar el amor que necesitan. Idealizan a su pareja y ponen unas expectativas muy altas en esta, que no se cumplirán y darán pie al enfado.

    Relación amor-odio con pareja. Pueden ser seductores, sexuales, celosos y posesivos. Pueden ser excesivamente competitivos, sobretodo en temas románticos.

    · Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 4 subtipo sexual:

    El protagonista (Al Pacino) es un malhumorado coronel del ejército, retirado pues sufre de ceguera. Es acompañado durante un fin de semana por un joven estudiante que es contratado para ello. Durante este fin de semana el coronel viajará a Nueva York y por su peculiar carácter se crearán situaciones muy intensas.

    Vídeo del comportamiento de un eneatipo 4 sexual

    · Ver ejemplo de comportamiento del eneatipo 4 subtipo sexual:

    El protagonista es el ambicioso hijo del emperador, quien asesina a su padre para hacerse con el trono. Buen ejemplo de la intensidad con que vive este patrón de personalidad en estado insano las polaridades “amor-odio”.

    Vídeo del comportamiento de un eneatipo 4 sexual

    · Ejemplos eneatipo 4 sexual:

    angelina-jolie johnny-depp winona-ryder
       Angelina Jolie    Johnny Depp

       Winona Ryder

     

     

     

    ORIGEN Y FORMACIÓN DEL ENEATIPO 4

    psicol Explicación del origen y formación del eneatipo 4 (ver vídeo):

    Origen y formación del eneatipo 4

     

     

    Siguiendo la teoría de Freud, durante la infancia todos los niños pasan por las cinco etapas y cada una de ellas tiene un impacto sobre ellos, pero una de estas etapas es la que más impacto tiene y la que marcara el carácter (eneatipo) de la persona.

    Para el eneatipo 4 la etapa de mayor impacto es la etapa Oral.

    psicologos-barcelona-etapas

    Fase preoral (0 a 3 meses) ———— Eneatipo 5 (Carácter Esquizoide)

    Fase oral (3 meses a 1´5 años) ——- Eneatipo 4 (Cáracter Oral)

    Fase anal (1´5 años a 2´5 años) —— Eneatipo 9 (Cáracter Masoquista)

    Fase fálica (2´5 años a 3´5 años) -­‐-­‐-­ Eneatipos 3 y 6 (Cáracter Psicopático)

    Fase genital (3´5 años a 7 años) -­‐-­‐– ­Eneatipos 1, 8, 2 y 7 (Cáracter Rígido)

    Fase ORAL del desarrollo:

    • Abarca de los 3 a los 18 meses.

    • Maduración neurológica (sensitiva y motora) de la boca. Chupeteo, deglución, movimiento de la mandíbula.

    • Pasa de sentirse el centro del universo (etapa Preoral) a una situación de indefensión de la omnipotencia a la dependencia.

    • A partir de 6 meses empieza a pasar de sonidos a palabras.

    • 8-10 meses gatea, 12 meses caminar en bipedestación.

    Situación Traumática:

    La madre no tiene un contacto afectivo real y cálido. Es una falta de contacto que puede ser originado por distintos motivos (trabajo, deprimida, necesita tiempo libre, ausente, etc.)

    El niño recibe cuidados pero no el alimento emocional que necesita

    psicologo-barcelona-eneatipo4

    Explicación:

    Durante este periodo se produce la maduración neurológica y sensitiva de la boca. El niño vive sus experiencias a través de la percepción de la función oral (chupeteo).

    En la etapa anterior, el bebé no comprendía que él y la madre eran personas distintas. En esta nueva etapa descubre que su madre es distinta a él, y que él necesita de esta persona porque no se vale para satisfacer sus necesidades por él mismo y porque está indefenso en el mundo. Es consciente de su dependencia hacia la madre.

    En esta fase el niño aún no tiene mecanismos para contener la angustia de las experiencias frustrantes (necesidades insatisfechas). Lo único que puede hacer es llorar hasta que su madre satisfaga estas necesidades.

    Al principio de esta fase el niño cree que los estados displacenteros que siente son ocasionados por él mismo (por ejemplo, si tiene frío cree que es por su culpa). En el tramo posterior de esta misma fase, los relaciona con la actitud de la madre para satisfacer estos estados (por ejemplo, si tiene frío es porque la madre no hace algo por remediarlo).

    Si las necesidades del niño son satisfechas de forma placentera, el niño percibirá un sentimiento amoroso hacia sí mismo, hacia la madre y hacia el exterior. En caso contrario, si el niño no es satisfecho a pesar de la energía empleada en la demanda (lloro), entonces el niño se percibirá como carente de valor para la persona de la que depende y se desvalorizará a sí mismo. En esta situación sentirá rabia contra sí por percibirse como origen de su tensión, de su frustración y de su incapacidad para autosatisfacerse.

    Pero con el paso de los meses el niño se va dando cuenta de que la fuente de insatisfacción es ajena a él, por lo que parte de la hostilidad la dirigirá a la madre. Si la sensación es suficientemente alta, puede llegar a sentir odio hacia la madre, de modo que quedará atrapado en la problemática de necesitar ayuda de quien quiere destruir. El niño convierte el odio en una negación de amor hacia la madre, pero es el propio niño quien acaba introyectando este sentimiento y se acaba negando el amor a si mismo.

    El niño deja de invertir energía para detectar necesidades porque la detección de estas le causa displacer. Se desenergetiza. Esta desenergetización causa un sentimiento de vacío y carencia crónica. Además tampoco retiene estímulos energetizantes del exterior, por lo que constantemente sentirá una demanda voraz que nunca llegará a ser satisfecha. De este modo se genera una dificultad para retener lo que recibe, que es la base de la “envidia” (quieren lo que no tienen, pero si se les da, les cuesta de tomarlo).

     

     

     

     

    ENEATIPO 4 – EN EL AMOR

     

     

    Las personas del eneatipo 4 se caracterizan por un sentimiento carencial y una mala imagen de sí mismas. Cuando una persona no se quiere a sí misma, es difícil que pueda tener una buena relación amorosa con los demás. Estas personas tienen tendencia a desvalorizarse y a creer que les van a rechazar. Por ello, con esta creencia del rechazo firmemente arraigada, pueden modificar su conducta de manera que realmente consiguen que les rechacen. Y si consiguen sentirse queridos por el otro, entonces pueden preguntarse “¿por qué me quiere si soy horrible?”, con lo que pueden desvalorizar al otro.

    En el campo del amor los eneatipos 4 son apasionados, pero es un amor romántico y melancólico desde el que conectan con el sufrimiento. Este apasionamiento se puede convertir en dependencia e insaciabilidad. Ser tan apasionados en el amor les comporta consecuencias negativas, ya que pueden tender a pedir con exigencia más de lo que el otro les puede dar, y eso acostumbra a producir consecuencias negativas.

    También es característicos de las personas del eneatipo 4 pedir por medio de “dar pena”, ya sea mostrando el sufrimiento, su rol de víctima o sus dolencias. Es un “chantaje emocional” que puede aparecer también en las relaciones familiares.

    Estas personas tienden a exigirse a ellos mucho, sufren mucho, no tienen piedad de ellos mismos. En cambio, si tienen piedad fácilmente de los demás.

    belen-esteban-tono-sanchis-conversacion_mdsvid20160602_0184_17

    Belén Esteban (eneatipo 4)

    ENEATIPO 4 – ¿CÓMO TRATARLO?

     

    Admira su capacidad estética

    No le gustan las metas rígidas, prefiere los procesos. Las bonificaciones y los premios por hacer algo le dejan indiferente. Deja que explique las cosas a su manera. A los eneatipo 4 les gusta sentirse especiales y que se valore su singularidad.

    Motívalo haciéndole ver lo especial de su aportación. No desvalorices sus sentimientos. No le pidas que sea positivo o que “alegre esa cara” porque aún se encerrará más.

    Acepta que es una persona misteriosa. Acepta que sea intenso. Hazle saber lo que ves de creativo en sus sugerencias. Como los eneatipo 4 tienden a sentirse abandonados, déjale claros los compromisos y cúmplelos. Deja que él intente hacer las cosas bonitas.

    Cómo llevarse bien conmigo:

    • Dame un montón de elogios. Significan mucho para mí.
    • Se un amigo íntimo o pareja. Ayúdame a aprender a amar y a valorarme a mí mismo.
    • Respeta mis dones especiales de la intuición y la visión.
    • Aunque no siempre quiero ser animado cuando me siento triste, a veces me gustaría que alguien me animarse un poco.
    • No me digas que soy demasiado sensible o que estoy exagerando!

    Lo que me gusta de ser un eneatipo 4:

    • Mi capacidad de encontrar sentido a la vida y experimentar la sensación a un nivel profundo
    • Mi capacidad para establecer conexiones cálidas con personas
    • Admirar lo que es noble, sincero y bello en la vida
    • Mi creatividad, la intuición y el sentido del humor
    • Ser único y ser visto como únicos por otros
    • Tener sensibilidad estética
    • Poder recoger fácilmente los sentimientos de la gente a mi alrededor

    Lo difícil de ser eneatipo 4:

    • Experimentar estados de ánimo oscuros de vacío y desesperación
    • Sentimientos de auto-odio y de vergüenza; creyendo que no merezco ser amados
    • Sentirme culpable cuando decepcionó a alguien
    • Sentirme herido o atacado cuando alguien me dice que me equivoco
    • Esperar demasiado de mí mismo y de la vida
    • Temer ser abandonado
    • Obsesionarse con resentimientos
    • Nostalgia de lo que no tengo

    Los niños eneatipo 4 tienden a:

    • Tienen una imaginación muy activa: jugar creativamente solos u organizar compañeros en juego s originales
    • Son muy sensibles
    • Creen que se están perdiendo algo que otras personas tienen
    • Adhieren a maestros idealizados, héroes, artistas, etc.
    • Se vuelve rebelde cuando se le critica
    • Sentirse solo o abandonado (tal vez como resultado de una muerte o el divorcio de sus padres)

    Eneatipo 4 como padres:

    • Ayudan a sus niños a ser lo que realmente son
    • Apoyan la creatividad y la originalidad de sus hijos
    • Son buenos para ayudar a sus hijos a estar en contacto con sus sentimientos
    • Son a veces demasiado críticos o excesivamente protectores
    • Suelen ser muy buenos con los niños si no se absorben a sí mismos demasiado

     

    ENEATIPO 4 – EN TERAPIA

     

     

    ¿Qué motiva al eneatipo 4 para ir a terapia?

    • Su sufrimiento. Sufre mucho buscando quien le quiera, cuide y valore.

    Relación habitual del eneatipo 4 con el terapeuta y la terapia:

    • Busca un trato “especial”; preferencial. Si no es así puede no sentirse “querido” por el terapeuta.
    • Suelen competir con el terapeuta si es del mismo sexo e intentar seducir al terapeuta si es del sexo contrario. La mujer suele seducir con una actitud más sexualizada y el hombre tiende a victimizarse para ser visto.

    Características del eneatipo 4 usualmente observables en terapia:

    • Muy mal recuerdo de su vida pasada
    • En ocasiones usa la palabra “miedo” donde lo que hay es “rabia” o “vergüenza”.
    • Puede ser difícil acabar la terapia a la hora porque siempre queda algo más por decir.
    • Tiende a desvalorizar el proceso terapéutico (tendencia a “no hay solución”). Se centra más
    • en desahogarse.
    • Tiene un discurso muy duro con él mismo.
    • Dificultad para mostrarse desde el “estar bien”. Teme perder el poder que le da el ir de “víctima”.

    Trabajo terapéutico a realizar por el eneatipo 4 para disminuir su neura caracterial:

    • Aprender a darse a él mismo, sin dependencia de alguien. Hacerle trabajar sus padres internos para que él mismo pueda quererse, cuidarse y valorarse.
    • No reaccionar impulsivamente ante las frustraciones. Pensar en lo que va a hacer y sus consecuencias antes de actuar.
    • Diferenciar recibir una negativa de un rechazo.
    • Tomar consciencia de que intercambia sexo por contacto (sin lograr un auténtico contacto).
    • Reconocer las agresiones que realiza bajo su victimismo.

     

     

    ENEATIPO 4 – CORPORALIDAD

     

     

    Las personas del eneatipo 4 tienen tendencia a presentar un cuerpo con las siguientes características:

    o1

    • Bloqueo generalizado por hipotensión.
    • Cuerpos asténicos, delgados y largos.
    • Piel pálida y fría.
    • Cara: rasgos aniñados, expresión sufrimiento y pena.
    • Ojos: saltones mirada de demanda inspiran compasión
    • Maseteros desarrollados y dolorosos.
    • Boca: morrito.
    • Cuello: tensión parte anterior.
    • Cintura escapular descarnada.
    • Omoplatos fijados.
    • Torax en quilla, en expiración no forzada, cúpula aplanada.
    • Vientre: blando y tierno.
    • Pelvis: ligeramente descargada.
    • Piernas como columnas rígidas.

    Se caracteriza por una desenergetización generalizada, que le da un aspecto fláccido, con muy poco tono muscular. Los músculos parecen no estar preparados para la acción, son personas que parecen estar siempre cansadas, más que cansadas, como si no pudieran hacer nada solas. Existe una sobrerrelajación muscular excesiva.

    Con frecuencia tienen una expresión facial infantilizada, con unos ojos muy grandes y muy abiertos aunque con una constante mueca de tristeza, como si estuvieran a punto de llorar. Parece que se hubieran quedado en esa etapa del desarrollo. Tienen una mirada demandante, que incluso puede movernos a la compasión.

    Los labios suelen ser blandos y carnosos y tiene una mueca constante de pena, como de “puchero”, con las comisuras apuntando hacia abajo. Esto no significa que no sepan sonreír, al contrario, son muy expresivos facialmente pero con la peculiaridad de que pueden cambiar el gesto, de la pena a la alegría, con mucha rapidez, resultando un tanto dramáticos o histriónicos. No son conscientes de que emoción están expresando porque no aprendieron a procesar las sensaciones instintivas y las emociones; no las distinguen.

    El cuello suele ser largo, blando y frío y, aunque no presenta tensiones musculares superficiales en este anillo muscular, sí sufren de problemas en la laringe y en la faringe, por la tensión en las cuerdas bucales, por lo que pueden tener problemas para la deglución y la fonación. A veces, incluso pueden tener problemas para el vómito, que invierten hacia dentro, se lo tragan, y problemas de afonía o voz disfónica (gallos), y sensación de asfixia muy frecuente.

    La nuca y la musculatura de la espalda, a la altura de los brazos, está muy tensa. Es uno de los principales segmentos de bloqueo de este carácter, lo cual les proporciona unos movimientos de los brazos desacompasados, disarmónicos y más largos de lo habitual.

    o11

    Corporalidad eneatipo 4

    La cabeza y los hombros suelen estar proyectados hacia adelante, en algunos subtipos incluso de manera crónica. Los hombros se elevan ligeramente, como en un gesto de “me da igual” constante.

    Los omóplatos están total o parcialmente inmóviles, impidiendo el movimiento agresivo de los brazos (para pedir, rechazar o retener) y les proporcionan un aspecto lánguido, como si estuvieran colgando del hombro, sin fuerza. Parecen estar siempre en posición de “me rindo” (se cansaron de pedir a la madre). Les cuesta mucho cerrar la mano en puño, este es un gesto poco común en este carácter, por su dificultad para expresar la rabia, el impulso agresivo está poco afianzado. Por eso, suelen expresarse con rabietas y llanto descontrolado, como un niño, incluso dando patadas y moviendo los brazos al aire, con movimientos descoordinados. El bloqueo en mandíbulas, brazos, hombros y manos actúa como contenedor de la expresión de la rabia, a su vez que desensibiliza al carácter oral frente a ella (no sabe qué siente).

    El tórax suele ser estrecho y blando y las costillas fácilmente hundibles a la presión. Al respirar, casi no se mueve. La respiración es prácticamente abdominal. En el caso de las mujeres, suelen tener poco desarrollados los pechos, resultando casi como los de una niña, como si no hubieran terminado de formarse.

    La columna vertebral tiende a la hiperextensión, proyectando cabeza y pelvis hacia adelante. Las nalgas y el abdomen son más bien blandos y laxos. El abdomen, además, presenta un ligero abultamiento, como el de los niños, incrementado por la tendencia de la pelvis hacia delante. Esta falta de desarrollo pélvico, provoca falta de carga energética vital (que como ya dije, se concentra en la pelvis), cosa que aumenta las posibilidades del suicidio (es el carácter que menos valor da a su propia existencia).

    La falta de carga energética en la pelvis les produce una constante sensación de vacío existencia y de carencia (“no valgo, no existo”). De ahí que la sensación de demanda que parecen hacer estos individuos sea constante. Nunca tienen suficiente, cosa que arrastrarán toda su vida, especialmente en pareja. Además, la desensibilización pélvica les suele ocasionar problemas de anorgasmia.

    Como en todo su cuerpo, las extremidades inferiores presentan una falta de tono muscular que les proporciona unos glúteos, nalgas y piernas poco aptos para sostenerles en pie, por lo que suelen tener poca sensación de seguridad, ni andando ni parados. Parece como si se tambalearan, transmiten poca sensación de estabilidad. Suelen tener las corvas de las rodillas en hiperextensión (articulaciones laxas), incrementando la sensación de falta de estabilidad (se caen para adelante). Su caminar inseguro y como atolondrado es muy característico. Además, inician la marcha desde la cabeza y después les sigue todo el cuerpo (como un niño que empieza a andar). Esto incrementa la sensación de falta de arraigo y su dependencia, como si no pudieran mantenerse en pie o caminar solos.

    ENEATIPO 4 – ANIMAL SIMBÓLICO

     

     

    A partir de las características de los siguientes animales podríamos decir que representan simbólicamente al eneatipo 4:

    psicol En estado insano: BASSET HOUND o HIENA

    • Perro de orejas gachas y ojos tristes. Recuerda el abstraimiento y tristeza
    • La hiena puede alimentarse de lo que dejan otros

    psicol En estado sano: CABALLO

    • Símbolo de libertad y armonía
    • Símbolo de gracia y creatividad

    BIBLIOGRAFIA:

    • ADDISON RABINO HOWARD El Eneagrama Y La Cábala Editorial Sirio. 2002.
    • ALBERT, JUAN JOSE. Ternura y agresividad. Carácter: Gestalt, Bioenergética, y Eneagrama. Ed. Mandala.  (*Libro especialmente recomendado)
    • ALMAAS A.H.. Facetas De La Unidad El Eneagrama De Las Ideas Santas Editorial La Liebre de Marzo.2002.
    • BARON, R.- WAGELE, E. El Eneagrama. Para Descubrir Su Verdadera Personalidad. Planeta. Barcelona, 1995.
    • BENNETT, J.G. Estudios Sobre El Eneagrama. Sirio, Málaga, 1994.
    • DANIELS, DAVID. PRICE, VIRGINIA. Eneagrama Esencial. Test de Personalidad y guía de autodescubrimiento. Urano, Barcelona, 2002.
    • FRIEDLANDER, JOEL. Tipos Humanos. Su Esencia A Través Del Eneagrama. Sirio. Málaga, 1994.
    • FUMAGALLI, T. El Eneagrama Práctico. Océano. 2000.
    • LARA RIVERA AHIMSA. El Ojo De La Sarmouni. Editorial Obelisco España 2001
    • LOWEN, ALEXANDER. La bioenergética. Alexander Lowen. Ed. Diana.
    • LOWEN, ALEXANDER. La depresión y el cuerpo. Alexander Lowen. Alianza Editorial.
    • LOWEN, ALEXANDER. El miedo a la vida. Alexander Lowen. Ed. Papeldeliar.
    • LOWEN, ALEXANDER. El lenguaje del cuerpo. Alexander Lowen. Ed. Herder.
    • LOWEN, ALEXANDER. “La espiritualidad del cuerpo”. Alexander Lowen. Ed. Paidós.
    • NARANJO, CLAUDIO. Autoconocimiento Transformador. Editorial La Llave, Vitoria. España.
    • NARANJO, CLAUDIO. Carácter y Neurosis. La Llave, Vitoria, 1996.
    • NARANJO, CLAUDIO. El Eneagrama De La Sociedad. Males Del Mundo, Males Del Alma. Edit. Temas de Hoy. Madrid, 1995. ISBN 84-7880-478-1. Revisada en 2000, para Editorial La Llave, Vitoria.  ISBN: 84-95496-02-X.
    • ÓMICRON EQUIPO DE EXPERTOS El Eneagrama, Manual Práctico Ed. DE VECCHI
    • PACHECO, ANTONIO. Ego, Esencia y Transformación, bases para una terapia corporal integrativa. Ed. Hermes
    • PACHECO, ANTONIO. Eneagrama y trabajo sobre sí. Ed. Hermes
    • PALMER, HELLEN. El Eneagrama: Un prodigioso Sistema De Identificación De Los Tipos De Personalidad. Los libros de la liebre de Marzo. Barcelona, 1996.
    • PANGRAZZI, ARNOLDO. El Eneagrama. Un Viaje Hacia La Libertad. Sal Terrae. Santander, 1997.
    • REICH, WILHELM. La función del orgasmo. Ed. Paidós.
    • REICH, WILHELM. Análisis del carácter. Ed. Paidós.
    • REICH, WILHELM. Escucha pequeño hombrecito. Ed. Síntesis. RISO, R. Cambia Con El Eneagrama. Máximas Y Consejos Para Mejorar Tu Personalidad. Mensajero. Bilbao, 1997.
    • RISO, R. Comprendiendo El Eneagrama. Guía práctica Para Los Tipos De Personalidad.. Cuatro Vientos. Santiago de Chile, 1994 (original inglés 1990).
    • RISO, R. Descubre Tu Perfil De Personalidad En El Eneagrama. (Colección Serendipity 18). Desclée de Brouwer. Bilbao, 1997.
    • RISO, R. Tipos de personalidad. El Eneagrama para descubrirse a sí mismo. Cuatro Vientos. Chile, 1993 (original inglés 1987)
    • RISO, R; HUDSON, R. La Sabiduría Del Eneagrama. Urano. Madrid, 2001.
    • RUIZ DE LA ROSA, CARMELA. Eneagrama para terapeutas.  Desclee de Boruwer