TRIADA DEL INSTINTO: 1, 8 y 9

triada-instinto-eneagrama

 

Los eneatipos de personalidad Ocho, Nueve y Uno se han formado en torno a la inteligencia del cuerpo (instinto).

Son más cenestésicos (perceptivos corporales) y auditivos que visuales. Suelen percibir cómo se sienten y a percibir las sensaciones corporales. Estas sensaciones les guían para pasar a la acción antes de elaborarlas cognitivamente. Así, normalmente no tienen mayor dificultad para pasar a la acción. En ocasiones es habitual que reaccionen desde la rabia. Es típico que muestren una mayor dificultad en el campo de la razón y pueden experimentar a menudo una especie de nublamiento mental.

 

intuitivo-eneagrama

Los eneatipos de personalidad de esta tríada procuran resistirse a la realidad y tienden a tener problemas de agresividad y de represión (bajo las defensas de la personalidad llevan muchísima ira).

Los tres eneatipos de esta triada tienden a sentirse invisibles en la sociedad y enojados, pero reaccionan diferentes a ello:

· El eneatipo Ocho puede hacer notar su presencia de alguna forma imposible de no notar para corregir la injusticia de ser pasado por alto.

· El eneatipo Nueve puede resignarse y dedicarse a hacer lo que se espera de él, enterrando su rabia o expresándola indirectamente.

· El eneatipo Uno, puede canalizar su enfado en preocupación por el orden.

eneagrama-triada-instintiva

Aunque ven el mundo con bastante nitidez, suelen tener una visión interna distorsionada hacia sus propias necesidades. Tienden al pensamiento polar y pueden reducir situaciones complejas al planteamiento de “todo o nada“.

· El eneatipo Ocho tiende a polarizarse para sentirse fuerte (“estás conmigo o estás contra mí“).

· El eneatipo Nueve puede sentirse atrapado entre dos opciones opuestas sin que ninguna importe de verdad.

· El eneatipo Uno retuerce su pensamiento mediante la reducción de la realidad a sobresimplificaciones de eneatipo “blanco o negro”.

Estos tres eneatipos tienden a difuminar sus emociones convirtiéndolas en sensaciones físicas. Son más conscientes de las sensaciones físicas de que las emociones. Por ejemplo, en vez de decir “Estoy enfadado” podrían decir “Me arde la piel”. Cada eneatipo tiende a convertir la energía de una forma particular:

· El eneatipo Ocho suele convertir sus emociones en lujuria sexual y energía física.

· El eneatipo Nueve suele convertir sus emociones en salpullidos de la piel, dolores de cabeza, somnolencia o problemas en los ojos.

· El eneatipo Uno suele convertir sus emociones en tensión en el cuerpo y rigidez.

triada-instinto-eneagrama

 

Los tres eneatipos de esta triada suelen haber crecido sintiéndose pasados por alto y pueden haber experimentado su mundo temprano como indiferente y un sitio donde no tenían lugar. Posiblemente se sintieron invisibles e ignorados. De adultos tienden a no escuchar sus necesidades y a ponerse invisibles para los otros. Ante esta conducta de borrarse a sí mismos tienden a reaccionar de la siguiente manera:

· El eneatipo Ocho compensa exagerando su presencia.

· El eneatipo Nueve se centra en adaptarse, y acomodarse al medio ambiente.

· El eneatipo Uno pone su atención en lo que “debería hacerse” y relega sus necesidades olvidándose de lo que desea realmente.

La herida primigenia que comparten estos estilos es a su sentido del ser; es una perdida del reconocimiento personal, heridos por el desdén.

El desafío general para los eneatipos de esta triada es tomar conciencia de sus necesidades y enfocarse en sus prioridades personales.